Una crítica para La Bella y La Bestia

Una crítica para La Bella y La Bestia

Escrito por Jimena Vargas.- La adaptación o nueva versión con actores reales que Disney le está dando a nuestras princesas favoritas nos sorprende una vez más con esta dulce y antigua historia que invita a encontrar la belleza interior y no solo fijarnos en lo “superficial” (uy sí, con tremendo castillo y siendo de la realeza).

La Bella y La Bestia (The Beauty and the Beast) del director Bill Condon, es una mezcla de actuación y efectos especiales bastante recargada que sigue el paso a paso de la historia, pero que escapa de esa naturalidad del original. El gran diseño de producción y efectos nos dejó boquiabiertos, definitivamente le da un toque mágico a las escenas y personajes, pero dejan un poco perdida a nuestra querida Emma Watson.

Por otro lado la película nos sorprendió con actuaciones bastante buenas como la de Dan Stevens que le dio una personalidad más entretenida a la Bestia; Luke Evans que actuó un perfecto villano Gastón; y la graciosa y polémica actuación de Josh Gad haciendo de LeFou, el compañero del villano. Sobre este último, se han generado bastantes críticas debido a su orientación sexual y la de otros personajes, que valga verdades nos hicieron reír con sus sonrisas y guiños.

Algo que creemos suma a la historia es el descubrimiento de la muerte de la madre de Bella, a causa de la peste que azotó París. También las canciones adaptadas son bastante buenas de la mano de Howard Ashman y Alan Menken que nos hacen recordar los grandes momentos de nuestra infancia.

Los instantes que tanto esperábamos nos dejaron mucho que desear. El baile principal de nuestra adorable pareja fue elegante, pero careció de chispa romántica, además el vestido de Bella nos pareció bastante simple comparado con otros vestuarios. La batalla de Gastón y la Bestia nos sorprendió con tres balazos (nadie sabe cómo duró tanto tiempo vivo), que culminó en un final al que llamaríamos “bipolar”: por un lado no vimos la tristeza característica por parte de Bella cuando la persona que ‘amas’ está muerta; y por el otro la alegría desbordante y contagiosa de los personajes cuando vuelven a ser humanos.

Sí bien hay cosas que podrían tener un mejor matiz, la película La Bella y La Bestia es bastante recomendable sobre todo si eres un fan de las princesas Disney, no escapa mucho de la original y le da un toque más actualizado.