Sistema Drywall para los afectados por huaicos y lluvias

Sistema Drywall para los afectados por huaicos y lluvias

A pesar que las lluvias han disminuído y los desbordes y huaicos son de menor intensidad que los de hace algunas semanas, la tragedia para las familias peruanas aún no termina; ahora, deben reconstruir sus viviendas.

De acuerdo con el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), hasta el momento, el Fenómeno del Niño Costero ha dejado 18,269 viviendas colapsadas, cuyos habitantes no podrán volver nunca más debido al grave daño estructural que estas presentan. Además, hay 16,315 casas inhabitables, donde los dueños no regresarán por períodos indefinidos.

Esto significa, que más de 34 mil 500 familias damnificadas no cuentan con un techo. Para Ingrid Venegas, arquitecta de la firma Eternit, estos datos son alarmantes y hay que poner manos a la obra de inmediato.

Según la experta, dada la magnitud de las cifras de damnificados y viviendas afectadas, se deben buscar soluciones eficientes que resistan las inclemencias del tiempo y puedan edificarse rápidamente, proponiendo así el sistema de construcción en seco Drywall como la alternativa idónea para la reconstrucción de casas y edificios en las zonas afectadas.

“Este sistema ya ha sido utilizado en el Perú y en otros países para reconstruir zonas afectadas por desastres naturales. En Chile, por ejemplo, después del terremoto que se vivió en 2010, cerca del 60 % de las viviendas fue reconstruida con estos materiales”, indicó Venegas, quien explicó que algunas de las principales características de este sistema es ser sismoresistente, termoacústico, seguro en caso de incendios, versátil y durable, otorgando además el máximo confort al usuario.

Al referirse a este sistema constructivo, la arquitecta explicó que se trata de una estructura metálica o de madera revestida con placas de cemento en exteriores y placas de roca de yeso en interiores que puede ser utilizado para cualquier remodelación, ampliación o construcción.

Para Venegas, los actores de la industria de la construcción deben tener un rol más activo en las soluciones para las comunidades que se han visto afectadas por los desastres naturales, ofreciendo alternativas más funcionales, eficientes, duraderas y que reduzcan la vulnerabilidad de la población, mejorando la calidad de vida.