Se debe mejorar calidad de semillas y cultivos

Se debe mejorar calidad de semillas y cultivos

El Perú pierde anualmente 494 mil hectáreas de pimientos y ajíes debido a enfermedades y plagas, por lo que es importante continuar con la capacitación a productores, mejorar la calidad de las semillas, diversificar la oferta de variedades y seguir sumando nuevos mercados en el exterior, informó la Gerencia de Agroexportaciones de la Asociación de Exportadores (ADEX).

La gerente de Agro de ADEX, Paula Carrión Tello, dijo que esa fue una de las conclusiones de la VIII Convención Internacional de Capsicum realizada hace algunas semanas en Arequipa, en la que se resaltó la importancia de las semillas, como base de la cadena productiva de los ajíes y pimientos (capsicum).

Comentó que es importante contar con un adecuado programa de limpieza para las variedades tradicionalmente exportadas pues solo así se garantizará el rendimiento de los campos y su competitividad frente a otros productores fuertes como China y México.

“También se necesita elaborar manuales de cultivo, potenciar la capacitación agrícola , desarrollar las cadenas productivas de capsicum orgánico y que el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), impulse un reglamento de semillas con la calidad necesaria, acorde a las necesidades de los productores de ají escabeche y rocoto, especies que tienen un gran potencial”, comentó.

Precisó que ambas variedades tienen potencial en el mercado externo y que las que están actualmente en el mercado carecen de homogeneidad y calidad estándar, características requeridas para que incursionen con éxito en el exterior.

Carrión refirió que es fundamental seguir trabajando por el posicionamiento de los capsicum en mercados como EE.UU. y la Unión Europea. “Perú debe ser reconocido por su mayor diversidad y por ser el centro de origen de ajíes. Para esto, se requieren estrategias de marketing aprovechando la demanda creciente por productos auténticos y orgánicos de alto valor”.

En esa línea, agregó que es importante tener un catálogo nacional de la diversidad de ajíes, que serviría como herramienta de promoción al mundo.

Otra de las conclusiones del certamen es sobre la Denominación de Origen Protegida (DOP), la misma que contribuye a la creación de mercado y la diferenciación a nivel internacional. Un caso de éxito presentado en la convención fue el de ‘Pimentón de La Vera’, producto premium producido en la comunidad autónoma de Extremadura en España.

“Los expertos señalaron que en el caso de Perú, el ají pacae de Arequipa, Moquegua y Tacna; y el rocoto de Oxapampa, podrían tener una Denominación de Origen Protegida”, explicó la gerente de Agroexportaciones de ADEX.

Cabe mencionar que la VIII Convención Internacional de Capsicum –organizado por ADEX- tuvo como objetivos fortalecer la cadena productiva de los ajíes y pimientos peruanos, incrementar sus envíos, comunicar sus nuevas investigaciones y reunir a la comunidad empresarial, técnica, científica y académica.