Regresa Transcinema 2016 con más de 100 películas

Regresa Transcinema 2016 con más de 100 películas

El cine nos representa. El cine no rehúye temas ni evita los nuevos formatos. Mucho menos se autocensura. Estas son las premisas que han caracterizado al festival internacional de cine independiente TRANSCINEMA y que le ha permitido llegar a su cuarta edición, buscando en todo momento formas cinematográficas que vinculen la experimentación, lo empático y lo político, tres ejes fundamentales sobre los que se articula su programación.

El festival se ha convertido en un espacio de intercambio para los realizadores cinematográficos de diversas partes del mundo, siendo Lima –capital de la fusión cultural- el espacio perfecto para el encuentro de diversas realidades, tradiciones e historias, entendiendo que el cine funciona como una manifestación artística que nos permite comprendernos y encontrarnos con el otro.

“Declaramos que nuestra manera de hacer cine es compartiendo el cine que nos inquieta, que nos acerca a los otros y se manifiesta revulsivo en cada detalle. Más que experimental, es un cine experimentador”, manifiesta John Campos, director de TRANSCINEMA, quien indicó que al culminar esta edición, el festival habrá proyectado más de 400 películas entre cortos, medios y largometrajes. Cifra nada desdeñable.

Invitados

En estas cuatro ediciones, el TRANSCINEMA se ha enfocado en traer figuras importantes en el marco del cine independiente latinoamericano. Así, en nuestro país estuvo el mítico cineasta colombiano Luis Ospina o el crítico argentino Quintín.

Este año estará el notable documentalista chileno Ignacio Agüero, quien presentará su última película “Como me da la gana 2” (2016), la cual fue condecorada con el máximo premio en el Festival Internacional de Cine de Marsella en Francia. Además dictará el seminario “Una película, ¿dónde comienza, cuándo termina y qué pasa entremedio?”

Descentralización e internacionalización

Este encuentro se convirtió en la influencia principal para el Encuentro de No-ficción que se realiza en Arequipa llamado “Corriente”. Y es que teniendo claro que en el interior del país existen directores creativos y arriesgados, a mediados de este año se realizó el TransLAB Cusco que tuvo las características de una residencia creativa donde los participantes se acondicionaron al espacio para hacer piezas audiovisuales de temática libre. Todo esto ha convertido al Transcinema en un referente internacional dentro del circuito de festivales de cine independiente en Latinoamérica, lo que le ha permitido realizar muestras itinerantes en Chile, Argentina, México y Bolivia.

De esta forma, TRANSCINEMA ha contribuído una evolución del cine peruano. Recordemos que de sus filas salieron filmes como “Videofilia (y otros síndromes virales” de Juan Daniel Molero o “Rodar contra todo” de Marianela Vega. “Serán días de cine de todas partes del mundo, cine crítico y agitador, del cual TRANSCINEMA se ha ofrecido como ventanal”, concluye Campos.

Pin It on Pinterest

Share This