Recomendaciones para evitar Infecciones Respiratorias

Recomendaciones para evitar Infecciones Respiratorias

Las infecciones respiratorias agudas (IRA) se dan particularmente en otoño e invierno y esto afecta fundamentalmente a niños, desde recién nacidos hasta lactantes, pre escolares y un poco menos severo en escolares; y también al adulto mayor.

Lima es una ciudad muy húmeda y esto facilita la aparición de procesos alérgicos, como el asma. Por esto, el Dr. Víctor Choquehuanca, Pediatra de la Universidad Norbert Wiener, nos brinda algunas recomendaciones para un mejor cuidado de los niños en este invierno:

Control prenatal adecuado: Desde que se inicia la gestación, una madre tiene que tener buen control, buena nutrición, para que el recién nacido tenga un peso apropiado, buena hemoglobina y nazca en buenas condiciones.

Adecuada nutrición: Un niño que esté bien nutrido tendrá suficientes defensas y protección para enfrentar cualquier problema infeccioso y, en este caso, particularmente las infecciones respiratorias agudas.

Lactancia materna exclusiva: Es una parte fundamental para las defensas del recién nacido y el lactante, especialmente en los primeros seis meses de vida. Es uno de los fundamentos más importantes de la prevención no solo de infecciones respiratorias, sino de un gran número de procesos infecciosos que afectan a Recién Nacidos y Lactantes.

Vacunación: Es importante que el niño, en su primer año de vida, cumpla con su esquema de vacunaciones. Esto le da una protección adicional.

Evitar contacto con personas enfermas: Con el cambio de clima, estamos más propensos a sufrir infecciones virales. Lo ideal sería el uso de mascarillas, pero si no se tiene esta sana conducta preventiva, entonces evitar en lo posible que estén con adultos u otros niños enfermos.

Evitar cambios bruscos de temperatura y abrigarse bien: El clima en esta época es muy cambiante; puede haber sol en la mañana y uno se confía, pero enfría por la tarde. Se debe salir bien abrigado y evitar pasar bruscamente del calor al frío o viceversa.

Lavarse las manos: Las manos son una de las principales fuentes de contaminación, por eso mantenerlas limpias es una medida muy importante.

El Dr. Choquehuanca recomienda que si su niño se resfría debe alimentarlo normalmente, darle una buena hidratación y controlar la temperatura. Si la fiebre persiste por más de 48 horas, consulte con el especialista, pues podría tratarse de un proceso más complicado.