Recomendaciones para elegir una carrera profesional

Recomendaciones para elegir una carrera profesional

La elección de una carrera profesional es una de las decisiones más importantes y determinantes que deben enfrentar los jóvenes al terminar la etapa escolar.

No obstante, en muchas ocasiones tomar un camino para empezar a labrar el futuro resulta ser una decisión complicada, pues se reciben influencias tanto positivas como negativas de los padres, la familia y otros factores internos y externos.

Sin embargo, para poder determinar con certeza si el joven se encuentra preparado para aplicar a una carrera profesional, es necesario que pueda responder algunas preguntas básicas, como cuál es el motivo que le produce felicidad o qué anhelo le impulsa día a día.

“Descubrir el verdadero propósito en la vida es fundamental para asegurar no solamente el éxito profesional sino también y, por sobre todo, el emocional”, señaló Sergio Tenorio, Entrenador Principal de Ítaca, Escuela de Liderazgo para Jóvenes.

Para Sergio Tenorio, quien tiene 24 años y a la fecha ya ha fundado tres empresas, esta decisión sobre el futuro profesional podría tomarse en base a cinco recomendaciones:

Identificar los talentos. El joven puede evaluar en qué campo o ámbito de la ciencia, las letras o las artes es naturalmente bueno.

Identificar la pasión. Reconocer si coincide en lo que es bueno con algo que le apasione hacer. La pregunta clave aquí sería: ¿qué haría gratis por el resto de la vida?

Ponerlo en práctica. Hay muchos jóvenes que recién esperan al cuarto año de la Universidad para validar si es lo que le apasiona puede ser su modo de vida. Pero es mejor, incluso desde la época escolar, postular a organizaciones o voluntariados en las que pueda ejecutar dicho talento.

Visualizar el futuro. Para aportar con la decisión es importante que el joven se pregunte dónde quiere estar dentro de cinco años, o qué historia le gustaría contar en ese lapso. Luego de ello, puede armar un plan de acción para poder lograr ese objetivo.

Ser ambicioso. Desde los 17 y hasta los 24 años, el joven atraviesa la etapa de vida en la que debe asumir riesgos, ya que no se tienen grandes responsabilidades. Es el momento ideal para apostar e ir por aquello que le apasiona y dar todo hasta conseguirlo.

Pin It on Pinterest

Share This