Qué hacer cuando alguien nuevo llega al equipo de trabajo

Qué hacer cuando alguien nuevo llega al equipo de trabajo

Toda empresa, grande o pequeña, es un mundo. Un mundo en el que se respira un aire diferente; un mundo que viene envuelto en una cultura determinada; un mundo con sus leyes propias, a veces difíciles de entender y, más aún, de explicar. En definitiva, un mundo por descubrir. La tarea de integrar a los nuevos integrantes a las organizaciones no es cuestión de días o semanas. Ni siquiera sería adecuado fijar un tiempo en el que un proceso de adaptación ha concluido. Esto depende de muchas variables y depende, sobre todo, de la persona que lo protagoniza.

En este sentido, el mejor modo de poder facilitar ese descubrimiento (que no sólo supone conocer las funciones propias que alguien asume en una posición determinada de la empresa sino, saber dónde se está y con quién se está) es acompañar de cerca al nuevo del equipo. Eso pasa por tentar una receta nueva en cada caso. No todos somos iguales y el acompañamiento que necesita cada quien es diverso. Escribir cada receta es el resultado del acercamiento que tengamos con esa persona.

Ante esto, EY Perú recomienda presentarle al resto de sus compañeros y mostrarle algunas de las instalaciones de la oficina, asegurarse que asista a la inducción previamente diseñada para los new hires, hacer el seguimiento debido para que supere con éxito y en el plazo fijado los cursos virtuales, explicarle algunos detalles de las tareas que debe realizar y, de ser el caso, se deberían realizar los rituales que se suelen repetir cuando alguna persona nueva llega a la organización.

Estar cerca del otro requiere tiempo, tiempo que a veces es escaso y que, muchas veces, puede pensarse que no se tiene para invertir en eso. Sin embargo, nunca será un tiempo perdido. Ayuda, en primer lugar, a la organización misma; pues en ese proceso se pueden redefinir los objetivos, metas y proyecciones. Ver a través de los ojos del otro permite mirar muchas cosas que nuestras anteojeras no dejan que miremos; o nos hace ver las cosas que a veces no queremos mirar; o, quizá, mejor aún, nos hace ver las cosas de un modo diferente. Y, muy probablemente, sea la mejor manera en que el nuevo del equipo deje de serlo.

Pin It on Pinterest

Share This