Ponen en peligro el comercio exterior colombiano

Ponen en peligro el comercio exterior colombiano

De los 16 TLC que tiene firmados Colombia, el balance es negativo y tan sólo países como Costa Rica con $96.789.677,97 millones de exportaciones y el Triángulo Norte con $189.554.943,39 sacan la cara con balanzas positivas. El país enfrenta una falta de cultura exportadora y puede llegar a un mayor deterioro frente al bilateralismo que hace carrera en todo el mundo.

Con las políticas de Donald Trump, y su reciente decisión de retirar a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico, sumado al anuncio de enfocarse sólo en los acuerdos bilaterales, el mundo entero cada vez se aleja más de la política ideal del Multilateralismo formulado por la OMC, que le otorga ventajas a todos los miembros de una comunidad económica y no sólo a dos.

Esta tendencia afectará directamente a Colombia, que además de sus balanzas deficitarias generalizadas, viene mostrando una caída en sus exportaciones a Estados Unidos y a Canadá, dos de sus principales socios comerciales.

Según Anibal Uscátegui, Jefe de la unidad de Comercio Exterior de Legiscomex “a manera de ejemplo, podemos mencionar que mientras en 2012 se exportaron 21.833.270.562 millones de dólares a los Estados Unidos, de enero a mayo de 2017 tan sólo llevábamos 4.402.993.644,24”.

Esto se repite con Canadá, otro de los grandes socios, que además de presentar una balanza deficitaria, ha visto reducidas las exportaciones de 361.710.141 millones de dólares durante 2016, frente a los 607.866.956 de 2.011.

Para Gabriel Ibarra, miembro del Grupo Especial de Comercio de Mercancías de la Organización Mundial del Comercio y Ex Asesor del Banco Interamericano de Desarrollo, en conferencia durante el evento “El impacto de nuevos escenarios internacionales en el comercio mundial” organizado por Legiscomex , estas cifras son reflejo de la debilidad de Colombia que enfrenta la necesidad de tener instituciones más fuertes y políticas más definidas para manejar de mejor manera los tratados existentes y para aclarar las prioridades con todos los TLCs firmados.

Asegura que desafortunadamente Colombia ha demostrado que es un país de cero cultura exportadora porque no creamos industria para exportar. “Las empresas colombianas trabajan pensando en satisfacer el mercado local pero muy pocas veces en una producción para exportar. Los TLC podrían llegar a ser buenos si se aprovecharan como debería hacerse”.

En este contexto, los casos de éxito son pocos, e industrias no tradicionales ni de gran tamaño mandan la parada. Uno de los ejemplos emblemáticos es el de las exportaciones a Costa Rica, entre las cuales se destacan productos como el polipropileno con 2.890.464,14 millones de dólares FOB, el papel y cartón autoadhesivos en rollos con 2.353.447,46 millones, perfumes con 2.062.973,60, ropa interior femenina con 1.756.184,47, harina de maíz con 1.313.368,74 e insecticidas con 1.146.696,89 millones.

También se puede mencionar la balanza comercial positiva con el Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) con 189.554.943,39 en exportaciones frente a 31.020.279,77 en importaciones. Los productos importados más relevantes son las de Látex de caucho natural y pre vulcanizado con 5.806.658,43 millones de dólares CIF, medicamentos de uso humano con 1.981.014,82 millones, pilas eléctricas con 1.022.344,68, y abonos minerales con 555.557,39.