Perú ocupa cuarto lugar en emprendimiento en Latinoamérica

Perú ocupa cuarto lugar en emprendimiento en Latinoamérica

Según el Global Entrepreneurship Monitor (GEM) 2016/17, el Perú continúa ocupando el cuarto lugar en emprendimiento en Latinoamerica, teniendo una Tasa de Actividad Emprendedora (TEA) de 25.1%, por encima de la TEA de Latinoamérica (18.8%). “En nuestro país, 25 de cada 100 peruanos se encuentra involucrados en algún tipo de actividad emprendedora”, afirmó Jaime Serida, decano de ESAN y líder el equipo GEM Perú.

“El dinamismo emprendedor se mantiene firme durante los últimos años y vemos con satisfacción el desarrollo emergente de un mayor número de iniciativas innovadoras con potencial de crecimiento, sin embargo, desde nuestro rol de promotores del ecosistema emprendedor aún nos queda mucho por hacer”, acotó.

Jessica Alzamora, coordinadora e investigadora del equipo GEM Perú, señaló “Este tipo de emprendimientos son claves para la generación de un mayor número de empleos”, y agrega que en nuestro país, los niveles de innovación de estas iniciativas son destacados cuando los comparamos con la gran mayoría de pequeñas y medianas empresas que conforman el sector empresarial, pero aún distan mucho de la generada por sus pares en las economías desarrolladas, en donde las ideas disruptivas y radicales se incrementan a pasos agigantados y surgen para transformar o generar nuevos modelos de negocio que contribuyen al bienestar o desarrollo de estos países”.

“Desarrollar y preservar un ecosistema emprendedor apropiado para el crecimiento de iniciativas empresariales innovadoras es una necesidad de orden mundial hoy más que nunca”, manifestó Carlos Guerrero, investigador del equipo GEM Perú, quien añade además “las secuelas económicas de la crisis vivida durante el periodo 2008-2012 parecen haber fomentado el dinamismo de la actividad emprendedora como consecuencia del aumento del desempleo en las principales economías. El Gobierno, el sector privado y la academia deben estar preparados para recibir a esta nueva generación de futuros empresarios y promover en ellos una cultura de innovación, mejora permanente y ausencia de miedo al fracaso. Estos tres actores deben trabajar activamente y de manera conjunta, para mitigar los riesgos y reducir las limitaciones de crear, desarrollar y consolidar empresas”.

Informe GEM 2016/17

El informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) 2016/17 reporta que el emprendimiento se encuentra en aumento a nivel mundial y que la construcción de un ecosistema empresarial favorable será clave para la generación de empleo.

Los países involucrados en el estudio GEM al 2016 comprendieron el 69,2 % de la población mundial y el 84,9 % del PIB mundial. En su decimoctavo año consecutivo, el informe continúa siendo el estudio más completo sobre la actividad emprendedora.

Cincuenta y cinco por ciento de los empresarios de todo el mundo esperan crear, al menos, un puesto de trabajo en los próximos cinco años, de acuerdo con el Informe GEM 2016/17 publicado con los auspicios de Babson College, la Universidad del Desarrollo, la Universiti Tun Abdul Razak y el Tecnológico de Monterrey.

Sin embargo, a nivel mundial, muchos factores que podrían obstaculizar este crecimiento están en juego. Estos incluyen tecnologías sofisticadas y comunicaciones que pueden permitir a los empresarios operar por sí solos, rígidas regulaciones laborales, escasa disponibilidad de mano de obra calificada o entrenada, acceso limitado al financiamiento y la decisión de mantener el tamaño de la empresa para evitar las complejidades de la formalización.

Principales conclusiones del último informe GEM

Durante el último año, la actividad emprendedora se mantuvo estable o aumentó en aproximadamente dos tercios en todas las economías encuestadas tanto para el 2015 como para el 2016. Las tasas de actividad emprendedora en etapa temprana (TEA) tienden a ser más altas en las economías impulsadas por factores (17 %) que por innovación (9 %).

A nivel regional, Europa registra las tasas más bajas de TEA. Italia, Alemania y Bulgaria caen por debajo del 5 %. Mientras que Latinoamérica y el Caribe, junto a África, encabezan la lista con los valores más altos de actividad emprendedora en etapa temprana. En ambas regiones, aproximadamente una quinta parte de los adultos desarrolla algún tipo de emprendimiento.

La intensidad de la innovación es más alta en América del Norte, con un 39 %, y más baja en África, con un 20 %. Sin embargo, existen ejemplos destacables en los que las altas tasas de TEA también responden a sólidos niveles de innovación. Chile es uno de estos casos representativos. En el país vecino, el 24 % de la población adulta está iniciando o gestionando un nuevo negocio y, de ellos, el 57 % ha mencionado que está introduciendo productos o servicios innovadores.

Una carrera favorable

El informe encuentra un fuerte vínculo entre los niveles de iniciativa empresarial y las percepciones sobre ser emprendedor como una opción de carrera favorable, esto también se ve afectado por el tipo y la frecuencia de la cobertura que presentan en los medios los empresarios.

En ese sentido, 60 % de los empresarios de todas las regiones creen que los emprendedores reciben una atención mediática positiva. Entre los niveles más altos registrados se encuentran China, Tailandia e Indonesia, donde más de tres cuartos de los adultos mantienen esta percepción; Grecia, India y México informan alrededor de la mitad de este nivel.

En la India y México, esto es consistente con creencias negativas sobre el emprendimiento como una buena opción de carrera y un alto estatus para los empresarios (menos del 50%).

Jamaica registra los niveles más altos de atención de los medios de comunicación (87 %), en consonancia con sus percepciones positivas sobre el espíritu empresarial (85 %).