Ni el 2% de los domicilios peruanos cuentan con un seguro

Ni el 2% de los domicilios peruanos cuentan con un seguro

Ni el 2% de las viviendas en el Perú, incluyendo las de crédito hipotecario (solo edificación), cuentan con un seguro domiciliario (edificación más contenido), pese a que dicho producto ofrece protección a las viviendas frente a desastres naturales, robos, incendios, explosión, caída de rayo, impacto de vehículos hasta caída de aeronaves, informó hoy RIMAC Seguros.

El Gerente de Suscripción de RIMAC, Aldo Labó, refirió que existe una percepción que este seguro es caro, porque se compara muchas veces con el seguro vehicular, pero que en realidad no es así.

“El problema está en que tenemos una escasa cultura de prevención, consideramos que nunca nos va a pasar nada; sin embargo, las emergencias no avisan”, dijo tras indicar que el censo de 2007 arrojó que en el Perú se registraban un promedio de 7 millones de viviendas.

“Estamos escuchando en las noticias asaltos diarios a las casas, por ello no está demás evaluar la posibilidad de adquirir un seguro domiciliario. Considerar esta póliza como un destino para su dinero y que ante un desastre natural, como El Niño, por ejemplo, no tendrá que recurrir a sus ahorros”, dijo Aldo Labó.

Tras el fenómeno El Niño se incrementó en un 50% el número de llamadas y consultas de clientes interesados en conocer los beneficios de este producto; sin embargo, “la idea es que los peruanos trabajemos en una cultura de prevención y no solo preocuparnos durante la emergencia”.

Aseguramiento

Hay dos formas de asegurar una vivienda: la primera, según el valor de reconstrucción (usada sobre todo por las casas o inmuebles con un solo propietario).

Mientras que la segunda opción es aplicar un seguro según el valor comercial de la vivienda. Ello aplica para los departamentos dentro de un edificio, pues al no contarse con la propiedad total del terreno, el seguro cubre el valor para comprar otro inmueble similar.

Labó indicó que el valor comercial suele ser el triple del valor de reconstrucción, por lo que la prima a pagar será mayor.

Si el valor de una vivienda es de US$ 100,000 le corresponderá al titular del inmueble abonar una prima anual de US$ 240 al año, lo que equivale a US$ 20 al mes (S/ 64). Este monto le dará derecho a una indemnización en caso de un siniestro natural como huaicos, inundaciones, sismos, incendios, explosiones, entre otros.

“El beneficio que otorga esta póliza es una indemnización, dependiendo del daño si total o parcial. En caso fuera parcial se podría reparar o indemnizar al asegurado y si es total se enmienda el valor total asegurado menos el deducible que normalmente es 1% del valor del bien y se le entrega al asegurado para que pueda reparar o construir una nueva vivienda”, explicó Labó.

Cobertura

Aldo Labó explicó que el seguro domiciliario es muy flexible, pues el cliente puede asegurar solo la infraestructura del inmueble o si desea solo el contenido o juntar ambos beneficios y tener un seguro integral.

“Todos estos planes incluyen beneficios adicionales gratuitos como asistencias por cerrajería, gasfitería, electricidad, vidriería, ambulancia y consultas médicas sin límite”, dijo. Surco, San Borja, San Isidro, La Molina y Miraflores son los que más poseen este producto.

Requisitos para acceder al seguro domiciliario

Para tomar un seguro domiciliario, se debe completar una solicitud de seguro, que se puede enviar a RIMAC a través de su corredor y las plataformas de atención al cliente indicando la dirección del inmueble a asegurar y valor del contenido.