Mujeres del Bajo Urubamba desarrollan nuevas capacidades

Mujeres del Bajo Urubamba desarrollan nuevas capacidades

En el Perú ya no hay trabajo que las mujeres no puedan hacer y eso lo demuestran a diario mujeres como Marlene Piñarreal, monitora del Programa de Monitoreo Ambiental Comunitario (PMAC) del Bajo Urubamba, Cusco, promovido por Pluspetrol, operador del Consorcio Camisea.

“Las mujeres podemos lograr todo que nos proponemos y eso lo quiero transmitir a mi hija, ella va a llegar a lo que quiere ser. En el PMAC, las mujeres hacemos la diferencia. Soy una mujer feliz trabajando por mi hija, por mi comunidad y por los demás”, dice Marlene.

La empresa sostuvo que el mayor logro del proyecto es el rol que han asumido las mujeres en sus comunidades nativas. En los próximos años más mujeres de las comunidades aledañas del Bajo Urubamba podrán desarrollar nuevas capacidades y liderazgo, agregó.

El PMAC ya ha formado 50 monitores ambientales, muchas de ellas mujeres en sus 14 años de funcionamiento incluyendo a las comunidades nativas matsiguengas en el cuidado ambiental.

Los conocimientos técnicos que ellas adquieren son replicados en sus entornos contribuyendo con el cuidado del medio ambiente.

“Cuando veo una monitora nueva me veo a mí misma, la veo como una hija, quiero enseñarle todo lo que se”, expresa Marlene, quien esta dispuesta a hacer sus mayores esfuerzos por su Amazonía. Camisea ha invertido más de S/. 30 millones de soles para impulsar y sostener el funcionamiento del programa, que se ejecuta en 9 comunidades nativas y dos asentamientos rurales del Bajo Urubamba.

El consorcio realiza actividades de Responsabilidad Social en diferentes rubros, como educación, medio ambiente, infraestructura, desarrollo económico y energético e integración social.