Mujeres de 23 a 30 años se independizan antes de casarse

Mujeres de 23 a 30 años se independizan antes de casarse

Cada vez son más las mujeres peruanas del sector socioeconómico A y B, que buscan dejar pronto el hogar de sus padres para mudarse a sus propios espacios, ya sea para vivir solas o compartirlo con una roomate, antes de dar el salto al matrimonio o a la convivencia con una pareja.

Así lo demuestran las cifras del portal inmobiliario Adondevivir.com, que en los últimos 3 años registra un incremento en la demanda de departamentos en alquiler dirigidos a este perfil de usuaria -de entre 60 y 90m2, de 30%. En lo que respecta a los departamentos en venta más requeridos por este segmento de entre 120 y 140m2, también se observa un aumento de 22%.

Para la agente inmobiliaria Connie Villanueva, esta creciente tendencia está muy relacionada a que este segmento tiene cada vez mayor participación en el mercado laboral, ocupando puestos que les permiten independizarse más rápido de sus padres. Otro rasgo característico de este perfil, es que esperan más tiempo para casarse.

“Estamos hablando de mujeres jóvenes, de entre 23 y 30 años, que ganan lo suficiente como para mudarse a un departamento apenas terminan sus estudios universitarios o técnicos. En el caso de las que recién comienzan a trabajar, lo común es que se junten de a dos para compartir los gastos del alquiler y servicios de su nuevo espacio. Las que están en sus 27 o 30 años, en cambio, ya apuntan a alquilar o a comprar departamentos para vivir solas”, comenta Connie Villanueva.

Luciano Barredo, gerente de marketing de Adondevivir.com, afirma que este es un perfil muy interesante para las constructoras e inmobiliarias que conciben proyectos en Lima, “puesto que se trata de un segmento con capacidad económica que continuará impulsando la demanda de departamentos, especialmente en zonas como Chacarilla, Miraflores, San Borja, Jesús María y Magdalena, que son las preferidas por estas mujeres, que además, por su acelerado estilo de vida, toman muy rápido la decisión de alquiler o compra”.

Edades y necesidades

La agente inmobiliaria Connie Villanueva, explica que los requerimientos que este segmento tiene al momento de buscar departamento, varía de acuerdo a su edad, debido, principalmente, a la capacidad económica que estas mujeres van alcanzando.

La especialista agrega también, que aunque en este rango de edad las mujeres suelen ser muy poco exigentes, ellas sí se fijan mucho en que sea un departamento moderno o por lo menos remodelado y que pueda tener un espacio social, si es posible, con cocina abierta. ¿Y el precio?, la agente comenta que están dispuestas a pagar como máximo $ 800 mensuales por un departamento para dos.

Las mujeres de 27 a 30 años, por otro lado, sí son muy exigentes. “Se trata de ejecutivas que ya están bien consolidadas en la empresa para la que trabajan y tienen un buen sueldo. Son mujeres prácticas que saben exactamente lo que quieren y no tienen tiempo que perder. Ellas buscan primero en Internet los departamentos que les interesan y si cuando les enseño el primero, algo no encaja dentro de sus requerimientos, de inmediato me piden ver el siguiente. Si este les gusta lo alquilan o compran en el acto y sin rodeos”, cuenta la agente inmobiliaria.

Villanueva asegura además, que más que fijarse en el área del departamento, lo que requieren es alquilar o comprar un sitio cerca de sus trabajos, que sea moderno, con acabados A1, para vivir solas y poder invitar amigos y familia. “Para ellas el departamento tiene que ser lindo en todo el sentido de la palabra. Aunque prefieren que tenga dos dormitorios para poder usar el espacio extra como escritorio o sala de estar, bien pueden acabar eligiendo uno de un dormitorio, del mismo precio y área, por tener una sala comedor grande con piso de madera y kitchenet con granito y piso de porcelanato, por ejemplo”.

Sin embargo, estas mujeres suelen elegir departamentos para alquiler con áreas de 70 a 90m2, para los que están dispuestas a pagar hasta $ 1100 mensuales, y para compra, de 120 a 140m2 como máximo, para los que están dispuestas a pagar $ 280 mil.

En cuanto a sus indispensables, Villanueva asegura que un aspecto no negociable para estas mujeres es que el edificio tenga vigilancia las 24 horas, ya que no sólo duermen solas, sino que nunca están durante el día y los fines de semana suelen salir fuera de Lima, es por eso que necesitan sentirse seguras. El otro requisito es que el departamento cuente con la mayor cantidad de closets posible, ya que usan incluso los destinados a la ropa blanca, para guardar la ropa y zapatos que ya no les entra en el cuarto.

Pin It on Pinterest

Share This