Millennials preocupados por el crimen y la seguridad

Millennials preocupados por el crimen y la seguridad

Según la Sexta Encuesta Anual de Millennials de Deloitte, los diferentes sucesos mundiales del año pasado han despertado la desconfianza de los millenials. Los hallazgos fueron revelados por medio de un cuestionario hecho a cerca de 8.000 millennials en 30 países, incluido Perú.

De los millenials peruanos, el 65% de los encuestados considera el crimen y la seguridad personal como una preocupación relevante, seguida de la corrupción en el país (37%), el desempleo y educación (31%) y el cambio climático (23%).

Los millennials en mercados emergentes esperan estar en mejores condiciones que sus padres tanto financieramente (71 por ciento) como emocionalmente (62 por ciento). Mientras que en los mercados maduros, solo un 36 por ciento considera que estarán mejor financieramente que sus padres y 31 por ciento dicen que serán más felices.

El año anterior, la diferencia entre aquellos que se veían dejando sus empleos en dos años y los que querían estar más de cinco años era de 17 puntos, actualmente es de solo 7 puntos. Por otro lado, el deseo de seguridad laboral también es aparente en el hallazgo, cerca de dos tercios afirmó que prefieren un empleo de tiempo completo. Entre 18 áreas de preocupación medidas, el desempleo clasificó como la tercera.

Generando un impacto por medio de sus empleadores

Los millennials quieren sentirse capaces de marcar la diferencia. Las oportunidades de ser parte de buenas causas a nivel local, suministran a los millennials un mayor sentido de influencia. Más de la mitad tienen oportunidades de contribuir a caridades/causas nobles en sus lugares de trabajo y a quienes se les brinda dichas oportunidades demuestran mayor nivel de lealtad hacia sus empleadores y son menos pesimistas sobre las situaciones socio-políticas de sus países, así como poseen una opinión más positiva del comportamiento empresarial.

La flexibilidad mejora el rendimiento, permanencia

En general, 84 por ciento de los millennials reporta algún grado de flexibilidad laboral en sus organizaciones, y 39 por ciento dicen que sus organizaciones ofrecen ambientes de alta flexibilidad laboral. Ellos creen que los esquemas de flexibilidad laboral generan mayor productividad y potencian el bienestar personal, la salud y la felicidad. Tres cuartos de aquellos que se les ofrecen oportunidades de trabajo flexible dicen confiar en que sus colegas lo respetarán, y 78 por ciento sienten que sus jefes inmediatos confían en ellos.