Mercado de juegos de mesa crece en el Perú

Mercado de juegos de mesa crece en el Perú

Los juegos de mesa modernos se ponen de moda en el Perú, que ya es el cuarto mercado más grande en Latinoamérica, después de Brasil, México y Chile, y supera a Colombia y Argentina. Así lo afirmó Francis Prentice, Gerente General de Día-D Juegos, empresa peruana dedicada a la venta y difusión de esta forma de entretenimiento.

El renacimiento de los juegos de mesa comenzó en el año 1995 en Europa con el lanzamiento del juego Catan. Desde entonces la industria a nivel mundial está en constante crecimiento gracias a las mecánicas innovadoras que diferentes autores y editoriales han sabido desarrollar. Si bien en nuestro país aún este mercado se encuentra en una etapa temprana de desarrollo, existe mucho potencial para el crecimento de este rubro.

“Actualmente hay cerca de 10 tiendas donde se pueden comprar juegos de mesa modernos en Lima. Hace 5 años solo había una. En ese contexto, estimamos, en base a nuestras ventas, que el mercado de los juegos de mesa tendrá un crecimiento anual del orden de 35%”, comentó.

Actualmente Día-D Juegos cuenta con el mayor catálogo de juegos de mesa y rol en el país, con más de 900 títulos diferentes, la mayoría de ellos en idioma castellano. Asimismo, tiene un local espacioso y amplio que permite a las personas jugar y conocer los productos antes de comprarlos y un e-commerce (www.diadejuegos.com) que facilita la compra en línea en Perú.

Los juegos de mesa están pensados para que puedan participar personas de todas las edades, sin embargo, los principalmente clientes son personas adultas de 25 a 45 años, las cuales juegan con grupos de amigos, parejas e hijos. Si bien hoy el 80% de los compradores son hombres, la participación de las mujeres viene creciendo de manera sostenida.

En el mundo de los juegos de mesa existen diversas categorías, como los eurogames, juegos cooperativos, juegos de aventuras, juegos de guerra, juegos familiares, party games y cartas.

En el caso de los juegos para niños y jóvenes existen los que desarrollan los reflejos (ejm: Fantasma Blitz, Jungle Speed, Cortex Challenge), juegos que aportan conocimientos (ejm: Timeline, Fauna, Terra) y juegos que desarrollan los conceptos de optimización de recursos y negociación (ejm: Catan, Carcassonne, Alta tensión).

Según Prentice, los padres deberían promover los juegos de mesa porque es una forma sana de entretenimiento que trae múltiples beneficios. “Hay que considerar que son productos que gustan y que generan mucha demanda entre la gente que los va conociendo. El gran reto es acercar estos productos a los consumidores”, señaló.