Mejora el sueño regulando la temperatura de tu hogar

Mejora el sueño regulando la temperatura de tu hogar

A muchas personas les resulta difícil dormir en verano y más aún si en nuestra capital la temperatura aumenta por las noches. Según el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) Lima ha registrado la madrugada más calurosa con temperaturas de 24.7 grados, cuando lo normal son 20 grados, situación que pone en riesgo su salud.

Múltiples estudios revelan que cuando se tiene problemas para dormir existe un impacto negativo en el rendimiento, falta de concentración, pérdida de reflejos, irritabilidad y cuadros de depresión. La situación se complica, si el malestar persiste en el tiempo porque incrementa la posibilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

El uso de aire acondicionado en casa puede proteger nuestra salud, pues garantiza un descanso profundo y reparador al tener la temperatura apropiada en la habitación. Para ello, Samsung ofrece su línea de equipos de aire acondicionado residenciales, los cuales brindan funciones y modos de uso que nos ayudarán a sobrellevar las altas temperaturas nocturnas.

Gracias a la función WIFI, podrás controlar el equipo de manera remota desde el lugar donde te encuentres. Solo necesitas descargar una aplicación a tu smartphone y podrás encender el aire acondicionado desde tu oficina o apagarlo si olvidaste hacerlo antes de salir. En otras palabras, si estas llegando a casa después de un día caluroso, puedes programar la temperatura de tu equipo incluso antes de llegar a casa, de esta manera tu ambiente ya estará fresco cuando llegues.

Por otro lado los equipos de aire acondicionado de Samsung cuentan con la opción Modo Sueño, la cual se encarga de variar la temperatura de acuerdo a nuestro ciclo de sueño, disminuyendo y elevando la misma automáticamente para obtener un descanso profundo y saludable.

Para tener un sueño reconfortante, los especialistas recomiendan evitar dormir durante el día, y si hace siesta, que no dure más de 20 minutos. No practicar ningún deporte extremo antes de acostarse, tomar una ducha con agua tibia, cenar 3 horas antes de echarse a la cama y restringir el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco