Los pagos móviles, tendencia que crece en América Latina

Los pagos móviles, tendencia que crece en América Latina

El año 2016 fue excepcional para la industria móvil: La inversión en este segmento aumentó significativamente, los equipos profesionales crecieron, las consolidaciones generaron economías de escala y la información en tiempo real se vio cada vez más precisa y efectiva. Todo indica que en 2017 estas tendencias seguirán en aumento, de la mano de un profundo cambio en los niveles de confianza de los consumidores a la hora de realizar sus compras y pagos a través de Internet.

El celular se está convirtiendo en el epicentro cada vez más habitual de las compras y pagos, y de cara al futuro inmediato, será la estrella indiscutible. Sin ir más lejos, GSMA pronostica que en 2019 existirán unos 217.000 millones de consumidores en América Latina, que realizarán sus compras tanto desde aplicaciones como desde navegadores, pero siempre a través de móviles. Y que el 45% de todo el e-Commerce se realizará desde terminales móviles. En línea con estos datos, la investigación del organismo aporta otro dato interesante con referencia a América Latina y el Caribe: agregará más de 100 millones de suscriptores únicos a Internet para el año 2020, convirtiéndose en una de las regiones de más rápido crecimiento del mundo,

La adopción de smartphones se ha disparado en los últimos años, pasando de menos del 15% de las conexiones en 2012 a poco más del 50% a mediados de 2016 y se espera que esta tasa de crecimiento se mantenga constante. Para fines de la presente década, la región registrará cerca de 260 millones de conexiones de smartphones más que al final del año 2015. Del total de conexiones, alrededor del 70% corresponderá a un smartphone y Brasil seguirá a liderando esta tendencia, con un índice de adopción de casi 80%.

El impacto de los dispositivos móviles en el comercio no estará limitado simplemente a las compras, sino que además se espera que los smartphones tengan un impacto también en los puntos de venta físicos, pasando a sustituir a los dispositivos tradicionales.

Las plataformas de pago móviles están siendo cada vez más habituales y los consumidores las emplearán de forma más recurrente. Aseguran que en 2019, el 5% de los pagos en tienda se realizarán desde un terminal móvil. Los analistas esperan, de hecho, que entre 2020 y 2025 el uso del móvil como herramienta de pago adelante al uso del móvil como soporte de comercio.

El aumento de la penetración de los smartphones en América Latina, las nuevas redes 4G/LTE, las mejoras en seguridad de los pagos móviles, junto a la facilidad de uso a través de apps, permitió que un porcentaje cada vez más grande de las transacciones online se realicen a través de dispositivos móviles. En México, por ejemplo, se estima que el 46% de los compradores online han hecho una compra a través de un celular. El móvil como un canal seguro de consumo es una realidad que durante 2017 se consolidará en la región.

Enviar y recibir dinero, pagar servicios públicos, tomar un pequeño crédito, comprar acciones en la Bolsa y muchas actividades más que antes requerían acercarse al banco, hoy se hacen desde un smartphone. Las soluciones tecnológicas dirigidas al mundo de las finanzas, también conocidas como Fintech, en 2017 se convertirán en una seria alternativa a la banca tradicional ganando mucho terreno.

Los servicios de dinero móvil (envíos, giros, transferencias, pagos), gracias a los cuales los usuarios no bancarizados pueden utilizar su teléfono móvil básico para realizar y recibir pagos, son una poderosa herramienta para cimentar el acceso financiero en los mercados en desarrollo. Movilway, líder en la prestación de servicios de recarga electrónica móvil y servicios de sistemas de pago en Latinoamérica, comprende el escenario móvil que se vive hoy, y asume los desafíos de ofrecer nuevos servicios a través del canal digital para incrementar y promover los pagos móviles en todo América Latina.

A través de la Innovación tecnológica, la capacidad de adaptación a las necesidades de cada mercado y la alta penetracion en cada vez más países, Movilway integra diversas tecnologías y conocimientos para llegar al segmento no bancarizado de la región. De esta manera, dentro del ecosistema móvil, la compañía se convirtió en uno de los principales impulsores del uso de pagos online para compras de comercio electrónico que se expande en América Latina a niveles record -en más cantidad de segmentos y plataformas-, de la mano de un consumidor que está cambiando sus hábitos de consumo y que privilegia la practicidad y seguridad.