La importancia de la lonchera para que el niño rinda en clases

La importancia de la lonchera para que el niño rinda en clases

Próximos a empezar las clases a nivel nacional, padres y madres se preocupan más por la alimentación de los chicos. Es bien sabido la importancia del desayuno, pero no hay que dejar de lado la lonchera. Una lonchera escolar saludable es responsable de brindar del 10% a 15% de las calorías diarias que un niño requiere para crecer y desarrollarse.

La energía que aporta la lonchera es fundamental para que el niño se encuentre despierto y atento para recibir las lecciones escolares. Para Daniela Ballesteros, nutricionista de Bimbo, una lonchera balanceada debe contener de 1 a 2 porciones de frutas o verduras, de las 5 recomendadas por la OMS al día, las cuales nos aportan vitaminas y minerales que van a ayudar a proteger el sistema inmunológico o sistema de defensa del niño.

Es importante que esta merienda cuente con un carbohidrato como un pan de molde blanco, papa o avena que le pueda dar la dosis de vitalidad necesaria. Hay que agregar también una porción de proteína como carne, huevo, pollo o pescado, que ayudan a la formación de tejidos y al crecimiento. No hay que olvidar de mantener al niño hidratado para que todos los nutrientes se absorban correctamente. En este caso, Ballesteros sugiere enviar agua de piña, cebada o manzanilla. Cabe resaltar que a las preparaciones se les añade poco o nada de azúcar.

La lonchera forma parte de la educación alimentaria que los niños reciben como ejemplo para formar hábitos saludables duraderos. Por ello, la nutricionista de Bimbo sugiere escoger los alimentos y elaborar la lonchera junto con los chicos para de reforzar estos hábitos.