Italia y el Pinot Grigio: Mi compañera de viaje

Italia y el Pinot Grigio: Mi compañera de viaje

Era mayo del 2016 cuando me invitaron a una misión inversa de importadores de vino a Ciudad Real en España y coincidía la visita con la fecha de mi cumpleaños así que decidí regalarme una extensión de mi estadía en Europa, haciendo parada técnica en la bella Italia.

En principio, pensé Paris, pero el idioma me hizo retroceder ya que viajaba sola y siempre he escuchado que los franceses no hablan inglés o por lo menos no les gusta hacerlo, así que para evitar perderme en esa ciudad, mi opción enseguida fue Roma.

Roma fue mi centro de operaciones. Haciendo cuentas era más económico que Florencia, el cual incrementaba mi presupuesto en un cincuenta por ciento por lo menos.

Así llegue un Domingo de Junio (en inicios del verano) al Aeropuerto de Roma-Ciampino (CIA) desde Ryanair (aerolínea low cost, must para viajeros que buscan ahorrar al máximo en los tours y la deliciosa gastronomía italiana). La sugerencia es comprar tus tickets con mucha antelación y así sacarle provecho a los aires europeos que puede llegar a menos de 50 euros si tienes suerte. Para agilizar mi descanso en el hotel, tome los taxis que están ubicados en la salida del aeropuerto (es pequeño así que no hay manera de perderse). Cuentan con una tarifa plana de 35 euros así como Madrid. Mi estadía la había reservado por Booking.com en una oferta estrella (del día) era el Hearth Hotel y todos los tours a través de Viator.com

Hearth Hotel

Hotel Boutique ubicado en el Vaticano, que es una zona más segura y tranquila que el centro con precios más competitivos. Ubicado frente al museo del vaticano, recuerdo esa bella vista desde la ventana de mi habitación con inmensas colas que doblaban varias cuadras detrás. Privilegiado con restaurantes y tiendas de diseñadores alrededor queda a cinco minutos a pie de la parada de metro Ottaviano-San Pietro, que permite una conexión rápida, con todos los puntos de interés desde la Estación Termini situada frente al Coliseo Romano.

Roma

Capital de Italia, que alberga 3,000 años de historia y arte donde podrás disfrutar de la potencia del imperio romano visitando el Coliseo, y la ciudad del Vaticano, sede de la iglesia católica, la Basílica de San Pedro y los Museos del Vaticano, cuna de obras maestras como los frescos de la Capilla Sixtina, que by the way la sensación que se siente allí dentro es increíble. La piel se me puso de gallina y con ese largo silencio que se escucha hace que te cuestiones si Dios está presente allí mientras te maravillas de esta preciosa obra pintada por Miguel Angel y que ves de foto en Google recordando las clases de historia Universal.

La Locanda Di Pietro

Mi primera noche en Roma, cené en este pequeño y lindo restaurante ubicado a la espalda de mi hotel. De decoración minimalista en tonos blancos, con la recomendación del counter y sobre todo de TripAdvisor, abro la puerta alrededor de las 20 hrs. Atención muy atenta y gentil de su equipo y sobretodo personalizada por Pietro, dueño del restaurante, quien te atiende con una sonrisa en su rostro sugiriendo algunos platos de su carta que hacía agua mi boca. Canasta de panes artesanales con mantequillas diversas, una botella de vidrio con agua con gas helada me sirven en una copa y un Prosecco de la casa que por suerte mía recién descorchaban.

Gran inicio de mi primer día en la ancestral Roma que se repetía noche tras noche tras el largo y cansado día de tour donde probé gran parte de su carta. Si bien cuentan con una oferta pequeña de vinos, el mozo me engreía haciéndome degustar las tres etiquetas de la casa. Rizos de la Locanda (con ralladura de limón sorrento con pecorino romano DP). Spaguetti al ajo, aceite y chili (con anchoas y migas de pan). Fusilli con berenjena y champiñones (tomates cherry, queso de búfalo, ricotta, y albahaca). Y la famosa Pizza margarita. Y ni hablar de los postres, su Tiramisu es de infarto. Mi ticket cubría un máximo de 30 euros y siempre con alguna cortesía de Pietro. ¡Lucky Me! Recomendadísimo. En Roma la mayoría de los restaurantes cierran a las 20 hrs aproximadamente así que el horario de este local se ampliaba hasta las 22 hrs haciendo el ambiente ideal para colmar mi apetito. Eran seis días donde disfrute al máximo la deliciosa sazón mediterránea sencilla y gourmet a la vez que maridaba con un Pinot Grigio que variaba cada noche de acuerdo al plato.

Pinot Grigio

Es una uva blanca versión italiana del pinot gris. Forma parte de la familia Pinot y se cree es un clon del Pinot Noir que a diferencia de otros varietales utilizados para elaborar vino blanco, la Pinot Grigio tiene la piel rojiza y también se utiliza en la elaboración de vinos naranjas. Su naturaleza es ser vinos ligeros cuyo éxito aparte de ser italianísimo es que dicha uva muy markeada en estados unidos y el reino unido vendiéndola como un vino blanco joven y de confianza, sin madera y sin sorpresas. Pero si hablamos del norte de Italia como del Alto Adige y Friuli se elaboran unos vinos llenos de carácter con una marcada personalidad, por la cría sobre las lías. Lis Neris de la zona de Friuli y Alois Lageder del área de Alto Adige, son un buen ejemplo de fantásticos Pinot Grigios asi como en Eslovenia y Nueva Zelanda; según los expertos. Habría que indagar si ya lo importan desde Lima. Tarea obligada.

Puntos de Interés

Con más de un par de semanas de antelación, arme el itinerario de viaje. La búsqueda fue vía la App de Viator desde mi dispositivo, desde Roma:

Dia 1. Tour de los museos del vaticano, capilla Sixtina y la basílica del San Pedro bajo la opción sin colas y por la tarde la visita al Coliseo Romano. Un mini city tour para conocer lo más destacable de Roma. Incluyendo una caminata por mi cuenta hasta la Fontana Di Trevi, donde aproveché en echar una moneda solicitando un deseo, que a la fecha, no se hace realidad.

Dia 2. Florencia full day en bus a una distancia de 3.30 hrs saliendo de Roma en mini van privado donde me enamoré del David, impresionante. Además una ciudad llena de esculturas que conviven en sus plazas y calles, que muy a pesar de la multitud valía la pena explorar.

Dia 3: La Isla de Ponza. Si vas en verano es ¡must! . Viaja en ferry desde el muelle de la ciudad, pasea al estilo italiano en barco por las playas alrededor de la isla y nada en pleno mar adriático disfrutando de un almuerzo en pleno.

Dia 4: La Toscana. Saliendo en Roma toma unas 3 hrs aproximadamente. Pasando por la famosa región de Val D’Orcia y los históricos pueblos de montaña de Montepulciano y Pienza, así como los viñedos de Montalcino con almuerzo en bodega y degustación de vinos. ¡Amazing!

Dia 5: La Isla de Capri. Famosa y elitista. Se llega en ferry y se aprecia caminando por la ciudad y con unas vistas de película. Me hubiera gustado más disfrutar en un barco y así veranear muy al estilo de los ricos y famosos. Pero por lo menos tiempo hay para el shopping de rigor.

Dia 6: Tour compras caminando por zonas aledañas a mi hotel, donde puedes encontrar grandes almacenes y tiendas de diseñador como lentes Miu Miu, a buenos precios.

A tomar en consideración

Una recomendación mas si decides elegir Viator. Lee bien las instrucciones y de preferencia llama a la agencia una vez estés en la ciudad y confirma tu recojo de hotel.

Hay opciones de esta ventaja como otras donde debes ir a la agencia o un lugar céntrico. Evita esperar y perder tu cita. A una gran amiga le pasó y es por ello que lo cito. En mi caso, no tuve ningún problema por lo contrario sin quejas.

Y recuerda la vida es muy corta para no vivir viajando e Italia es must si decides visitar Europa.