IFC y AMC diversificarán fuentes de energía en América Latina

IFC y AMC diversificarán fuentes de energía en América Latina

La Corporación Financiera Internacional (IFC), institución del Grupo Banco Mundial para el sector privado, y el Fondo Global de Infraestructura de IFC, administrado por el Asset Management Company (AMC) de IFC, invirtieron en conjunto USD 100 millones en Orazul Energy Partners LLC, filial de Orazul Energy Holdings LLC, una plataforma energética en América Latina s propiedad de I Squared Capital. La expansión de Orazul Energy permitirá respaldar la transición hacia fuentes de energía más limpias y con menos emisiones de carbono en la región. Orazul Energy compró los activos a Duke Energy International.

A través de esta operación, IFC y el Fondo Global de Infraestructura de IFC han invertido en activos en Argentina, Chile, Ecuador y Perú, que representan una capacidad instalada de generación de energía hidroeléctrica y térmica de más de 1600 megavatios, 730 kilómetros de líneas de transmisión y plantas de procesamiento de gas natural. La mayor parte de la producción de energía proviene de recursos hidroeléctricos (81 %), y el resto corresponde a energía térmica (19 %). Se prevé que la sólida capacidad de Orazul contribuya a incorporar más proyectos de energía eléctrica de fuentes renovables en la región a fin de equilibrar las cargas del sistema eléctrico y garantizar la disponibilidad de fuentes confiables y continuas de electricidad.

“Nos sentimos honrados de que IFC y el Fondo Global de Infraestructura de IFC participen con nosotros en esta alianza para contribuir al crecimiento de Orazul Energy”, dijo Adil Rahmathulla, Socio de I Squared Capital. “I Squared Capital ve un enorme potencial de crecimiento de las energías renovables en América Latina y esta alianza contribuirá a proveer fuentes de energía más limpias y más confiables a la región”.

El acceso a la energía es fundamental para el desarrollo económico y cabe esperar que el consumo de energía en América Latina se incremente más de un 80 % de aquí a 2040, acompañando el crecimiento económico de la región y la expansión de la clase media. Por otro lado, cada vez es más necesario reducir la dependencia de energía con alta emisión de carbono y mitigar los efectos del cambio climático, y, al mismo tiempo, garantizar un suministro eléctrico confiable y accesible para la población. Orazul contribuirá a este objetivo mediante la combinación de una cartera de generación flexible a partir de fuentes térmicas renovables (gas) y oportunidades de crecimiento. Estos activos complementan el carácter intermitente de los proyectos de energía eólica y energía solar y, de esa manera, apoyan su desarrollo.

El paquete de financiamiento consiste en una inversión de IFC en capital accionario por valor de USD 50 millones y en otra inversión del mismo tipo del Fondo Mundial de Infraestructura de IFC, administrado por AMC, también de USD 50 millones.

“Nos complace tener la oportunidad de asociarnos con I Squared Capital e IFC para invertir en Orazul”, dijo Viktor Kats, codirector del Fondo Mundial de Infraestructura de IFC. “Creemos que Orazul es la base ideal para desarrollar una plataforma de energía eléctrica equilibrada en toda América Latina, que permita el suministro de electricidad limpia y económica para impulsar el crecimiento en toda la región”.

IFC es una de las principales entidades de financiamiento para el sector de energía eléctrica en los mercados emergentes. En los últimos siete años, ha comprometido cerca de USD 14 000 millones para financiar la generación de electricidad. Durante ese período, invirtió las dos terceras partes de su cartera energética en activos renovables que reemplazan los sistemas de generación con alta intensidad de carbono.