Haval, sinónimo de seguridad al más alto nivel

Haval, sinónimo de seguridad al más alto nivel

Haval, marca especialista en SUV, no solo cumple con el propósito de “democratizar el lujo” al ofrecer camionetas full equipo a precios accesibles. También coloca los mejores estándares de seguridad al alcance de sus clientes al utilizar los mismos proveedores que las marcas premium del mercado como Mercedes Benz, BMW y Volvo.

Por ejemplo el fabricante líder alemán Bosch ofrece su más reciente versión del ESP o Programa de Estabilidad Electrónica del vehículo. Autoliv, referente mundial en seguridad pasiva, se encarga de los airbags, cinturones de seguridad, timón y sistemas electrónicos. TRW brinda soluciones para componentes de freno, dirección y suspensión, mientras que Brose, máxima autoridad en puertas y asientos de vehículos desde hace 108 años, es el proveedor del sistema de puertas.

Lo interesante es que los sistemas de seguridad activa y pasiva se encuentran desde las versiones de menor precio de cada modelo: seis airbags, frenos de disco en las cuatro ruedas, control de estabilidad (ESP), cinturones de tres puntos pretensionados para los cinco pasajeros.

Los vehículos de Haval ofrecen una cuádruple garantía de seguridad: en primer lugar, el conductor obtiene la información en tiempo real que le ofrecen los sensores y computadoras de la camioneta; en segundo lugar, está la seguridad activa que permite hacer correcciones en la conducción para prevenir accidentes; en tercer lugar, la seguridad pasiva (carrocería de alta rigidez, airbags y cinturones), y en cuarto lugar, la seguridad antirrobos: password para protección del bloqueo del motor, alarmas, cierres automáticos y cortes de combustible.

“El sistema de bloqueo electrónico de Haval es muy importante para evitar el robo del vehículo”, dice Jim Alvarado, gerente de la marca en el Perú. “Las llaves están codificadas para que las lea el sensor del auto. Si se usa el botón de encendido la llave debe estar de todos modos dentro del auto, porque si la computadora no lee ese código, bloquea el motor y no hay forma de moverlo”.

La configuración de las camionetas de Haval les ha permitido ganar las cinco estrellas, la máxima calificación en la prueba C-NCAP, que mide el impacto en los pasajeros en caso de colisión frontal, lateral y diagonal. Tecnologías avanzadas como las zonas de deformación programable, que hacen caer el motor en caso de choque para proteger el habitáculo del vehículo, y la columna de dirección colapsable, que rompe en pedazos la barra de dirección para evitar que se incruste en el abdomen o pecho del conductor, son clave en la obtención de estos resultados.

Como marca global, Haval se preocupa por cumplir con todas las exigencias de la norma europea, la más estricta del mundo. Es por eso que todos los modelos vienen con ESP, el programa de estabilidad electrónica que es obligatorio en toda Europa para circular, y cumplen la norma Euro 5 de control de emisiones. Todo esto convierte a las SUV de Haval no solo en las mejor equipadas del segmento sino también las que brindan la mayor seguridad para los clientes y sus familias.