Great Wall M4, SUV que conquista a todos

Great Wall M4, SUV que conquista a todos

Si hay un segmento del mercado automotor que se vuelve cada vez más competitivo, ese es el de las SUV compactas. El público joven que prefiere un modelo deportivo ya no se interesa tanto en un hatchback y, en cambio, se siente atraído por un vehículo que le dé las ventajas de una camioneta con la maniobrabilidad de un sedán. En ese segmento, la M4 de Great Wall jugó un gran papel el año pasado.

La M4 ha tenido una amplia aceptación en el mercado de SUV compactas, un resultado que se explica por la historia exitosa de Great Wall, que tiene ya once años de presencia en el Perú, así como por la dedicación de la marca al segmento de camionetas y también por el respaldo del grupo Derco, con su amplia red de servicio post venta y talleres especializados en todo el país.

“Las SUV compactas ya suponen el 50% del mercado de marcas de origen chino”, explica Jim Alvarado, gerente de Great Wall. “El año pasado este sector creció en 9%. El público las prefiere porque los espacios de estacionamiento en los departamentos son por lo general estrechos y complicados. Además, una ciudad tan congestionada como Lima requiere vehículos que consuman menos combustible y sean más maniobrables. De otro lado, los costos de adquirir una camioneta chica son mucho menores: van desde los 12,490 hasta los 17 mil dólares, mientras que una SUV mediana no baja de 20 mil dólares”, añade.

En este sector tan competitivo, la M4 de Great Wall destaca por sus buenas dimensiones, su motor de 1,5 cc., su excelente equipamiento y, sobre todo, porque incorpora elementos de seguridad que son muy importantes a la hora de elegir un vehículo. Por ejemplo, cuenta con EBD, que es un control de distribución del frenado por eje, el cual distribuye electrónicamente la carga de frenado entre los ejes delantero y posterior para mantenerlo estable. También con sistema de frenos antibloqueo ABS. El asistente de frenado BA es un sensor que determina si el frenado que ejerce el piloto es suficiente, y si no, lo incrementa para lograr un frenado eficiente.

Una de las versiones de la M4 de Great Wall tiene control de estabilidad electrónica ESP, que se sirve en tiempo real de todos los sistemas del auto para evitar que éste se despiste en una maniobra exigente.

En cuanto al diseño, la M4 piensa en el gusto joven y trae aros de aleación de 16”, detalles como el cáliper del aro pintado de fábrica en rojo, que le da un aire deportivo; pedales en aluminio, tipo auto de carrera, y sensores, comando en el timón y pantallas multimedia, así como sunroof en algunas versiones.

La M4 de Great Wall tuvo un exitoso 2016, y ahora se prepara con todo para superar sus resultados en el 2017.