Energía prepago, un servicio al alcance de todos

Energía prepago, un servicio al alcance de todos

Con el objetivo de cumplir con los programas de conservación de los recursos y optimizar las condiciones de sus usuarios, específicamente del segmento con capacidades socioeconómicas bajas, las empresas proveedoras del servicio ofrecen al mercado energía prepago, una alternativa que se ajusta a la disponibilidad económica de sus clientes, quienes necesitan del servicio de energía, pero no tienen la solvencia suficiente para responder por un cargo fijo, ni por el pago de facturas con altos consumos.

En esencia, el sistema de energía prepago funciona de forma similar a las recargas del celular. Los usuarios pueden acercarse a los centros de pago o recaudo habilitados por la empresa proveedora de servicios, para comprar de manera anticipada la cantidad de kilovatios que necesitan, la cual puede variar de acuerdo a su capacidad adquisitiva y a su estrato socioeconómico. Gracias a esta alternativa, los clientes residenciales controlan sus consumos y evitan suspensiones del servicio por falta de pago y altos costos de reconexión.

Las empresas de energía utilizan dos tipos de medidores prepago, el primero con una comunicación robusta, donde el equipo puede ser recargado con tarjetas inteligentes o con códigos de seguridad (PIN), el segundo, con una comunicación liviana, basada en tecnología AMI (Advanced Meter Infraestructure) donde las recargas se realizan de manera remota.

“En la siguiente década, alrededor del mundo, el servicio de energía será el próximo mercado en crecimiento para la oferta de alternativas prepago, con una inversión de $11,4 billones de dólares en medidores prepago”, según el estudio publicado por Northeast Group, LLC.

Para Open International, por esta razón, las empresas de energía tienen el desafío de aumentar su cobertura y legalizar el servicio de energía, eliminando las conexiones o reconexiones fraudulentas, que no solo son consideradas un delito por la ley y ponen en riesgo la vida de las personas que las realizan, sino que también generan grandes pérdidas económicas.

Adicionalmente esta alternativa, le permite al usuario ponerse al día con sus deudas y obligaciones anteriormente adquiridas con la empresa de energía, al contar con la posibilidad de destinar un porcentaje del dinero de la recarga a la amortización de su deuda, lo que favorece al saneamiento de la cartera morosa del proveedor de servicios.

Pin It on Pinterest

Share This