Empresas pierden 5% de sus ingresos cada año por fraude

Empresas pierden 5% de sus ingresos cada año por fraude

Los cibernautas que tratan de acceder a la información de las compañías, roban información sensible para buscar cómo aprovecharla y afectar el negocio. Hoy en día, las organizaciones experimentan desde la vulneración de una base de datos hasta fraudes transaccionales de altas sumas de dinero.

“El impacto financiero del fraude es bastante alto. A pesar de que hoy en día las empresas se han vuelto herméticas con estos temas tan delicados, la realidad es que las empresas están perdiendo cerca del 5% de sus ingresos cada año por fraude, con una pérdida de más de 40 billones de dólares al año. Una fuga de capital bastante importante y es por esto que debemos aprender de qué forma enfrentarnos a esta situación”, afirma Israel Gutiérrez Barreto, director de Operaciones en Latinoamérica de A3SEC.

Algunos ejemplos de fraude son: aquellos usuarios que tienen acceso a ciertos códigos y revenden planes promocionales, alteraciones en las transferencias bancarias, lavados de dinero, afectaciones de seguros, por ejemplo, subir y bajar sus pólizas para hacerle ganar dinero a otras personas, entre otros.

El desarrollo de nuevas tecnologías ha dado paso a un campo de acción más amplio para que se presenten fraudes. Hay mayor acceso de personas en diferentes puntos geográficos; ahora las empresas no solo se deben preocuparse por la protección de elementos internos y físicos dentro de la organización, sino tener en cuenta la variable de la tecnología y el aumento de los puntos de ataque. Los fraudes cada día vez se vuelven más especializados, difíciles de entender y de atajar.

El Big Data como solución

En primer lugar, debemos entender todos los aspectos de nuestra organización para ver dónde nos afecta el fraude y cómo se puede contrarrestar.

Hay herramientas para el control del fraude que actúan de forma independiente que tienen varias funciones: identificar la reputación de las direcciones IP, analizar las peticiones web, realizar la validación de las cuentas de los usuarios, generar funciones estadísticas sobre los usuarios y analizar su comportamiento.

Una organización cuenta normalmente con distintas herramientas aplicadas de seguridad y de control de información, con un mismo objetivo pero que envuelven distintas esferas del negocio. Para entender el panorama organizacional, debemos unificar esta información, por ejemplo, el área de reclamaciones no está conectada con el área de transacciones, debemos centralizar toda esta información valiosa.

El Big Data permitirá procesar, analizar, recolectar, normalizar la información y daría la capacidad de entender patrones y perfiles de comportamiento. Si dentro de esta información procesada, hay un movimiento sospechoso que detecta la unidad de gestión del riesgo, se contrarresta de manera inmediata para ver si efectivamente es un fraude o un movimiento validado.

Así mismo, también es importante establecer códigos de éticas y manuales para evitar los abusos de confianza, la fuga de información y, así, tener un mayor control de la información. También, utilizar el business inteligence, modelos estadísticos y analíticos para detectar puntos fuera de lo normal y, así, generar puntos de contención contra el fraude.

Pin It on Pinterest

Share This