El camino de un vendedor estrella en nuestros días

El camino de un vendedor estrella en nuestros días

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar” señala un viejo dicho de la poesía española que hasta el día de hoy se aplica para muchos, en especial para los que se forjan su propia carrera en tiempos tan cambiantes como los de ahora. Y es allí en donde los vendedores de nuestros días ejecutan mejor aquel dicho.

¿Por qué los vendedores resumen mejor la aplicación de esta frase? “Los tiempos de ahora son diferentes. Ya no estamos en los años en donde, con solo llamar, uno ofrecía un producto o servicio con facilidad. Ahora, el ritmo vertiginoso y cambiante del negocio ha obligado a este tipo de oficio a ser más impactante y eficaz con su ofrecimiento, adaptándose constantemente a los cambios”, señaló Ernesto Rubio, Gerente General de Ronald, Career Services Group. Además, agrega que este tipo de profesional permite desarrollar una serie de alternativas para enfrentarse a una red de consumidores cada vez más exigente y sorprendente.

El vendedor exitoso de nuestros días ha logrado desarrollar su propio camino dejando atrás un pasado que ya no funciona hoy, para dar paso a nuevas técnicas y características propias de la nueva realidad.

¿El vendedor estrella nace o se hace?

Según la firma líder en Gestión de Carreras y Transiciones Laborales, un vendedor estrella como todo prodigio en cualquier profesión puede ser innato. “Sus habilidades se aprecian desde muy temprano como, por ejemplo, el liderazgo, la claridad en los objetivos, el orden y la metodología. Esas características son vitales y, si el vendedor las exhibe desde un primer momento, el éxito en su carrera está prácticamente asegurado”, indica Ernesto Rubio.

Sin duda, los vendedores estrellas que nacen con estas habilidades son apasionados con su oficio y lo demuestran en cada acción. Nunca van a bajar la guardia, porque es por lo que siempre soñaron y eso es un elemento vital para adaptarse a los nuevos tiempos.

Pero, así como en otras profesiones, la formación es clave para el buen resultado. Y un vendedor que tiene ciertas habilidades, pero no las más sobresalientes, puede aspirar a ser exitoso si cumple estrictamente con un plan estratégico para su carrera. Para ello, es importante que mantenga una actitud bastante enfocada en sus objetivos.

Es clave para un vendedor estándar que aspira a ser estrella con este plan estratégico ser paciente con los resultados. El camino podrá ser un poco más largo para llegar al éxito.

Los millennials y los vendedores estrella

Los millennials, sin duda, les imprimen un nuevo giro a los vendedores de hoy. Su versatilidad y adaptabilidad a los cambios vertiginosos de nuestros tiempos configuran un vendedor que difiere enormemente del tradicional que pertenecía a una empresa y que tenía asegurado todos sus beneficios como sus sueldos, gratificaciones y vacaciones.

“Hoy, en donde los empleadores promueven más la tercerización antes que la contratación fija de personal, se ha establecido también un nuevo tipo de vendedor que ofrece sus servicios a varios empleadores a manera de consultor especializado en el rubro”, finaliza Rubio.

Así, el empleador se desprende de los gastos tradicionales, como los beneficios sociales, y el trabajador deja una relación laboral tradicional para diseñar su propio camino independiente, para hacer camino al andar.