Día mundial de la lucha contra el linfoma

Día mundial de la lucha contra el linfoma

Los linfomas son un tipo de cáncer que se origina en el tejido linfático y afecta a las células inmunes llamadas linfocitos, que son un tipo de glóbulo blanco. Por lo general aparecen como ganglios en zonas accesibles como el cuello, las axilas o las ingles y es fácil evidenciar su elevado tamaño, pero también aparecen en zonas menos accesibles donde pueden pasar desapercibidos.

Durante el desarrollo de esta enfermedad se produce un quebranto en el sistema inmunológico, que es el encargado de la defensa del organismo. Por ésta razón, el linfoma es un cáncer que no debe ser ignorado y que mientras más conocimiento se tenga de sus síntomas se lo puede prevenir o tratar con mayor precisión.

La compañía farmacéutica Takeda en Ecuador, en el marco de celebrarse un año más el Día Mundial de la Lucha Contra el Linfoma expone la realidad de ésta enfermedad y comparte sus características para mantenerse alerta y detectarla a tiempo.

Los síntomas del linfoma pueden variar dependiendo del tipo, la zona de desarrollo y su ritmo de crecimiento. En algunas ocasiones se los suele confundir con síntomas de enfermedades menos graves como la gripe o u otra infección viral. Entre los más frecuentes están: sudores nocturnos abundantes, fiebre y escalofríos intermitentes, picazón, inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, las axilas, ingles u otras áreas, pérdida de peso, tos o dificultad para respirar, hinchazón o dolor abdominal (estreñimiento, náuseas y vómitos), fatiga y anemia.

Los linfomas en relación al mundo y los países de Latinoamérica ocupan el puesto número 14 en hombres y el 12 en mujeres de acuerdo a la Agencia Internacional de Registro de Cáncer (IARC). Para el Ecuador la tasa de mortalidad en el 2012 fue de 107,9 por 100.000 habitantes.

La incidencia de los linfomas se ha calculado que incrementa en un 3 por ciento cada año. En Ecuador las tasas más altas de esta patología se encuentran en Quito con una incidencia de 13,1 en hombres y de 11,11 en mujeres, y en Loja de 10.9 en hombres y 8.9 en mujeres por 100.000 habitantes; según la investigación Epidemiología del cáncer en Quito 2006 / 2010.

La Red Mundial de Grupos de Pacientes con Linfoma, Lymphoma Coalition, ha informado que existen más de 60 tipos de linfoma, dependiendo del tipo de células inmunes afectadas, clasificándose en grandes grupos: Linfoma Hodgkin (LH), Linfoma No Hodgkin (LNH), de células B y de células T.

La enfermedad de Hodgkin o linfoma de Hodgkin supone el 1% de todos los cánceres aproximadamente y el 10 % de todos los linfomas. Suele afectar a personas jóvenes, de entre 15 y 35 años o a mayores de 55 años. Y según las cifras médicas, cada año mueren en el mundo aproximadamente 200.000 personas como consecuencia de la enfermedad y son diagnosticados unos 350.000 nuevos casos.

Se requiere diferente análisis, evaluación y tratamiento para cada tipo de linfoma, debido a que la evolución y posibilidades de curación dependen cada vez más de la precisión del diagnóstico.

Sin embargo, muchos pacientes no entienden claramente el tipo de linfoma que les afecta. Según Lymphoma Coalition, sólo el 57% de los pacientes con linfoma sienten comprender las características de su subtipo después de su primera visita de diagnóstico al médico.

En el Informe 2014 Global Patient Survey se menciona que 7 de cada 10 personas no conocían nada de esta enfermedad hasta que fueron diagnosticados, más de la mitad de los afectados esperaron al menos 6 meses para acudir al médico tras experimentar los primeros síntomas (un 18% esperaron entre 6 y 12 meses y un 24% tardaron más de 1 año en visitar al médico, llegando incluso a más de 5 años para su primera visita).

Una pronta atención es fundamental en esta enfermedad, ya que según las estadísticas solo el 33% de los pacientes que acuden al médico en las primeras 4 semanas son diagnosticados correctamente, y apenas el 29% obtiene esa precisión de tratamiento en base a los síntomas iniciales después de los primeros 4 meses.

La comunidad médica se ha esforzado por entregar alternativas que mejoren significativamente la supervivencia de pacientes con linfoma y Takeda es una de las farmacéuticas que más compromiso ha tenido a nivel mundial con esta causa desarrollando diversas opciones.

Pin It on Pinterest

Share This