Día Internacional del Traductor

Día Internacional del Traductor

La traducción ha sido una disciplina practicada por la humanidad desde sus inicios, pero es solo desde hace 26 años que se celebra el Día Internacional del Traductor. El día fijado a nivel mundial es el 30 de septiembre de cada año, fecha en la que se conmemora el fallecimiento de Jerónimo de Estridón, traductor de la Biblia y santo patrono de los traductores.

Es importante resaltar que la celebración del Día Internacional del Traductor nace de una iniciativa de la Federación Internacional de Traductores (FIT) en el año 1991 para promover la profesión de traductor en todos los países del mundo.

Este año, el Día Internacional del Traductor cobra inusitada relevancia puesto que, el 24 de mayo de 2017, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió declarar de manera oficial el 30 de septiembre como el Día Internacional de la Traducción.

La labor del traductor es fundamental para el desarrollo de las naciones, debido a que es un facilitador de la comunicación entre estas. Los textos traducidos no solo nos acercan a la literatura universal, sino que también tienen una influencia directa en las relaciones económicas, jurídicas y científico-tecnológicas a nivel global, ya que se requieren traducciones para exportar o importar productos y servicios, celebrar contratos con el exterior, o desarrollar investigaciones en el campo de la medicina, la tecnología o la informática, entre otros.

A nivel mundial, los traductores se agrupan en asociaciones profesionales, cuyo propósito es promover el ejercicio de la profesión del traductor dentro de parámetros éticos y de calidad. Los profesionales de la traducción del Perú no son ajenos a estos esfuerzos, pues desde hace 25 años, un selecto grupo de traductores profesionales que conforman la Asociación de Traductores Profesionales del Perú (ATPP) se encargan de fortalecer institucionalmente y de promover la calidad del servicio que los traductores prestan a la sociedad, labor que repercute finalmente en beneficio de los usuarios de este servicio. A lo largo de estos años, la Asociación de Traductores Profesionales del Perú, de la cual son miembros traductores públicos juramentados, traductores colegiados, traductores que a su vez son miembros de otros colegios profesionales del Perú, y traductores extranjeros de gran prestigio, se ha erigido como un bastión de la excelencia y de la calidad en el ejercicio de la profesión, tanto a nivel nacional como internacional.

La Asociación de Traductores Profesionales del Perú (ATPP) destaca entre sus pares no solo por la variedad de combinaciones de idiomas en las que trabajan sus miembros, las que incluyen desde el quechua hasta el búlgaro y el neerlandés, pasando por otras lenguas como son el inglés, francés, italiano, portugués, alemán, ruso y, desde luego, el español, sino también por la elevada calidad de los servicios de traducción que prestan sus miembros.

Pin It on Pinterest

Share This