Cuidando el rostro en Otoño

Cuidando el rostro en Otoño

La doctora Susana Ruiz-Tagle, dermatóloga del centro médico Skin Med (Del Inca 4446, of 305, Las Condes, fono 245 3756) sostiene que una correcta rutina de cuidado facial debe incluir los siguientes pasos:

Limpiar: Toda rutina de cuidado de la piel, en general, debe comenzar con la limpieza. Se recomienda que sea 2 veces al día. Mientras más seca sea la piel, debe tener menos contacto con agua y productos jabonosos y lo contrario ocurre para las pieles más seborreícas o con tendencia al acné. Para pieles secas se recomienda el uso de lociones o sucedáneos del jabón, existiendo aquellos que incluso pueden retirarse sin enjuague. Para la limpieza de una piel grasa se deben preferir jabones o espumas limpiadoras y eventualmente productos exfoliantes.

Humectar: Idealmente, después de cada limpieza se debe humectar la piel. El objetivo es proteger y/o reparar la barrera cutánea, responsable de proteger al organismo de la entrada de distintos agresores (gérmenes, químicos e incluso radiación UV). El concepto de humectación se refiere a optimizar el contenido de agua de la piel, lo que se puede lograr con productos más o menos oleosos. Existen humectantes para pieles secas y pieles grasas, la idea de que una piel con seborrea no necesita humectación, es falsa.

Filtro solar: En el día, la humectación debe ser complementada con filtro solar cuyo uso se indica de forma permanente. Así como para los humectantes, en el mercado hay disponibilidad filtros solares para los distintos tipos de piel, de manera que se facilite hacerlo un hábito. En éste sentido, se puede optar por un filtro solar con color que simule maquillaje o preferir cremas humectantes con el filtro incorporado.

Importancia de la hidratación

Una piel saludable es el reflejo de la salud general del cuerpo y de los cuidados específicos. La piel seca y dañada por el sol, se ve opaca y fláccida, es áspera, tiene más manchas y arrugas. Si precozmente, desde la infancia, se proporciona una correcta humectación y protección contra el sol, esa piel envejecerá de mejor forma, con menos riesgo de enfermedades y mayores cualidades cosméticas. Hábitos y situaciones como el consumo de tabaco, exposición exagerada al sol y estrés emocional también contribuyen a una piel poco saludable. La vida en lugares geográficos con temperaturas ambientales extremas, con mucho viento, con aguas muy duras y/o contaminación del aire, pueden hacer que la piel se seque con mayor facilidad y por lo tanto se enferme y envejezca más.

El mecanismo básico del envejecimiento cutáneo es el “estrés oxidativo” por exceso de radicales libres. Estos son sustancias químicas que gatillan una cadena de reacciones que dañan las células; y son producidos por ellas mismas al consumir oxígeno y en la piel, además, por la radiación UV producida por el sol. La presencia de metales y ciertos minerales en la polución ambiental y humo de cigarrillo aportan más radicales libres a la piel.

De ésta información se desprende la gran importancia de la humectación diaria, la protección contra la radiación UV y el aporte de antioxidantes, como vitaminas C y E, a la piel.

Tratamientos

Muchos de los tratamientos cosméticos, para manchas de la piel, arrugas, flaccidez, etc, pueden generar cierto grado de inflamación controlada, temporal y de poca a mediana intensidad. Si las áreas tratadas se exponen a la radiación UV, existe mayor riesgo de complicaciones, por ejemplo de manchas, razón por la que el otoño, invierno y principio de la primavera, son las épocas más indicadas. Entre los tratamientos más frecuentes están los abrasivos o peeling y distintos tipos de láseres, los cuidados post procedimiento incluyen la humectación frecuente con productos no irritantes y con ingredientes calmantes, y la protección contra el sol.

Hidratación y antioxidantes

Para evitar combatir los radicales libres y sus dañinos efectos sobre nuestra piel, la crema Daily Defence de Fisiogel, posee un complejo de antioxidantes, que junto al FPS15 y la tecnología BioMimic, ayudan a proteger la piel de los agresores ambientales y a hidratarla profundamente.

Pin It on Pinterest

Share This