Conozca e identifique los tipos de pérdida auditiva

Conozca e identifique los tipos de pérdida auditiva

Todos somos conscientes que los anteojos que le pueden ayudar a una persona, no necesariamente le ayudarán a otra. Sucede lo mismo con la pérdida auditiva: dependiendo del tipo y del grado, se debe optar por una solución específica. Es por esto que resulta importante acudir a un especialista para averiguar, qué pérdida auditiva tiene la persona y poder optar por la solución más adecuada.

La pérdida auditiva se produce como consecuencia del deterioro de una o varias partes del oído externo, medio o interno. Para los casos leves, un audífono convencional puede ser la solución; mientras que, para otros moderados o profundos, existen las soluciones implantables MED-EL.

Entre los tipos de pérdida de audición está la conductiva que impide la correcta transmisión del sonido. Se presenta por procesos inflamatorios crónicos o por una malformación del oído externo y/o medio, y en la mayoría de casos se considera como leve o moderada. Según Diego Jiménez, representante de MED-EL en Perú: “puede ser tratada con medicamentos o cirugías. En ocasiones es definitiva y requiere otro tipo de soluciones, de acuerdo con su grado de dificultad, como el uso de audífonos, el implante del oído medio VIBRANT SOUNDBRIDGE o el implante de conducción ósea BONEBRIDGE”.

Dentro de la pérdida auditiva neurosensorial existen dos tipos, la hipoacusia sensorial, que se produce por el deterioro o ausencia de células sensoriales en el oído interno y suele ser permanente; cuando es leve o moderada una solución es el audífono o el implante de oído medio VIBRANT SOUNDBRIDGE, pero si es severa o profunda lo recomendable es el implante coclear. “Algunas personas escuchan los tonos graves pero no los agudos, esto pasa cuando sólo hay una región del oído interno deteriorada. En estos casos se presenta una pérdida neurosensorial parcial que puede tratarse con un sistema de estimulación electro-acústica combinada o implante EAS de MED-EL”, explica Jiménez.

Y, por otro lado, la hipoacusia neural que es el resultado del mal funcionamiento o ausencia del nervio auditivo, se denomina también retrococlear porque el inconveniente se localiza detrás de la cóclea, una porción auditiva del oído interno. Para el especialista, “en estos casos, el nervio no puede transmitir la información sonora necesaria al cerebro, por lo que esta pérdida auditiva suele ser profunda y permanente, no tratable con audífonos e implantes cocleares sino con un Implante Tronco Cerebral ABI de MED-EL, como opción terapéutica”.

Por último, la pérdida auditiva mixta es una combinación de la pérdida auditiva conductiva y neurosensorial, donde el inconveniente se produce tanto en el oído externo como en el medio. En el caso únicamente neurosensorial, se origina en el oído interno. Para todo lo anterior, hay soluciones como la medicación, la cirugía, los audífonos, el implante de oído medio VIBRANT SOUNDBRIDGE o el implante de conducción ósea BONEBRIDGE.

Existe una solución que se adapta a cada paciente

Hoy, gracias a la investigación y desarrollo de MED-EL, empresa líder en soluciones auditivas implantables, existe un dispositivo específico para cada tipo y grado de pérdida auditiva. Es por esto que las soluciones se adaptan a cada paciente, siendo de suma importancia acudir a un especialista para averiguar qué pérdida auditiva tiene y así saber cuál es la mejor opción.

Pin It on Pinterest

Share This