Conoce la historia de la Miss Teen Sudamérica 2017

Conoce la historia de la Miss Teen Sudamérica 2017

Al ver los hermosos vestidos y joyas con las que posa en sus fotografías, difícilmente alguien podría imaginar que Beatriz Benavente, Miss Teen Sudamérica 2017, es una chica humilde que estudia y trabaja día a día para apoyar a su familia y mejorar su situación económica.

Sin embargo, la etapa más difícil para ella fue su niñez, ya que compartía con sus padres y su hermano un cuarto muy reducido en casa de sus abuelos, pasaban por una muy mala situación económica y no tenían dinero para pagar un alquiler.

“El cuarto en el que vivíamos tenía un techo de calamina, un camarote y una mesa pequeñita que hizo mi papá con madera prensada (reciclada). Lo poco que teníamos lo guardábamos en cajas por falta de espacio”, afirma la reina de belleza.

Esta situación se extendió hasta que Beatriz cumplió los 9 años. “Mis padres se las ingeniaban para que no nos faltara un plato de comida. Fueron momentos muy duros, cuando eres niño se te hace un poco difícil entender todo eso”.

Todos se esforzaban mucho y gracias a eso las cosas empezaron a mejorar poco a poco La clave para que todo marchara mejor fue que, a pesar de las dificultades, siempre se mantuvieron unidos como familia y no dejaron de ser optimistas y valorar lo poco que tenían.

Meses después la joven ingresó a la universidad en la carrera de arquitectura y se le presentó la oportunidad de participar en el Miss Teen Sudamérica “Modelar y ser miss es lo que siempre quise, pero nunca me atreví. La organización del certamen me apoyaron mucho y lo continúan haciendo hasta el día de hoy, ellos me dieron valor y decidí tomar la oportunidad”, afirma Beatriz.

“El ganar el título como Miss Teen Sudamérica me cambió la vida, me siento mucho más feliz, decidida y orgullosa de mí. Ahora sé que puedo lograr todo aquello que me proponga. Además, el certamen realiza labor social continuamente y eso me da la oportunidad de apoyar a personas que atraviesan las mismas dificultades que yo pasé de niña”.

Como uno de los grandes premios del concurso, Beatriz recibió una beca para llevar un diplomado en Chio Lecca de Asesoría de Imagen y aunque admite que le gusta la arquitectura, ha encontrado en el mundo de la moda su verdadera vocación, por lo cual ahora se encuentra estudiando la carrera que la apasiona Comunicación y Marketing de moda. Sueña con hacerse un nombre en este rubro y así poder comprarles una casa a sus padres.

“A las chicas que sueñan con ser reinas de belleza, o sea cual sea su sueño, es más no solo a las chicas, a todos en general, mi consejo es que jamás tengan un “no puedo” en su mente, que siempre decreten lo que quieran lograr y que se mantengan perseverantes, positivos y jamás dejen de ser ustedes mismos”, afirma la joven.

Pin It on Pinterest

Share This