Cierre de Techo Propio perjudica reconstrucción de viviendas

Cierre de Techo Propio perjudica reconstrucción de viviendas

La Asociación Peruana de Entidades Técnicas (APET) alertó que el Fondo Mi Vivienda (FMV) está sustituyendo, súbita e inexplicablemente, las actividades de Construcción en Sitio Propio (CSP) del programa Techo Propio, para priorizar la modalidad de Adquisición de Vivienda Nueva (AVN).

Esto con el fin de favorecer a la banca comercial privada y a las grandes constructoras, en perjuicio de las familias más necesitadas de vivienda y las damnificadas por la emergencia que soporta el país ante la ocurrencia de arrasadores huaicos y desbordes de ríos.

El presidente del directorio del FMV, Jorge Niezen, ya se manifestó adelantando que ahora los beneficiarios deberán solicitar un crédito bancario para acceder al bono familiar habitacional (subsidio). De esta manera, el sueño de la casa propia ya no estará al alcance de la población de menos recursos sino de solo de estratos socioeconómicos más altos.

El presidente de la APET, Guillermo García, comentó que en el año 2015 se construyeron 49 mil viviendas de Techo Propio CSP y que, a pesar que a principios del año pasado el FMV les comunicó que la meta en 2016 era de 60 mil viviendas, los sorprendieron con el cierre del programa en julio último.

También enfatizó que las entidades técnicas del programa Techo Propio CSP están quebrando y que miles de trabajadores del sector construcción están perdiendo sus puestos de trabajo de manera sistemática por lo que se pide que se atienda a todos los expedientes ya ingresados en el FMV conjuntamente con los que se producirán por la reconstrucción nacional.

Cabe recordar que el programa Techo Propio CSP está orientado a las familias pobres que ya son propietarios de un terreno, mediante el cual logran una vivienda y la mejora en su calidad de vida.

Este programa lo ejecutan más de 600 pequeñas empresas constructoras, llamadas entidades técnicas, que generan más de 18 mil puestos de trabajo de construcción. Además, este programa ha brindado vivienda a las familias luego de los sismos y desastres que azotaron al país en los últimos años.

Más de un millón de familias en pobreza extrema no califican a un crédito bancario, como cree erróneamente el FMV, al no tener sustento formal de sus ingresos (gasfiteros, empleadas del hogar, taxistas, etc.). En otras palabras, solo por un interés ‘lobbista’ del Gobierno, ahora los programas de vivienda social serán para quienes puedan acceder a créditos bancarios.

Pese a todo eso, en estas horas difíciles las entidades técnicas de todo el país ponen a disposición del Gobierno y la población toda su experiencia y capacidad para reconstruir las viviendas de los peruanos afectados, que únicamente se podrá lograr con el programa Techo Propio CSP.

Pin It on Pinterest

Share This