Beneficios de beber agua en verano

Beneficios de beber agua en verano

El calor del verano nos puede hacer perder mucho líquido por sudoración. Debido a ello, en esta época debemos prestar una atención aún mayor a nuestra hidratación: es importante beber de 8 a 10 vasos de agua durante el día para recuperar lo perdido.

El doctor Pedro Mendoza, Director de la Escuela de Medicina Humana de la Universidad Norbert Wiener, nos cuenta cuáles son algunos beneficios de beber agua y así mantenernos saludables:

Mantiene un buen funcionamiento cerebral: El 60% del peso de adulto es agua. Este porcentaje es mayor aún en niños y más si son más pequeños, por ello son más propensos a deshidratarse. Se ha demostrado que una deshidratación leve, menor a un 2% del peso, afecta el ánimo y la concentración. Por ello, es un buen hábito que los jóvenes y estudiantes, especialmente, mantengan una buena hidratación todo el día.

Ayuda a mantener un peso saludable: Si bien el agua no tiene la propiedad de bajar de peso, consumirla es la alternativa saludable comparada con beber gaseosas o jugos artificiales, en los cuales el azúcar es una fuente de calorías.

Ayuda a mantener sanos los riñones: El riñón se encarga de gran parte de la eliminación de toxinas y desechos del organismo. Para ello, requiere de agua. Si no estamos bien hidratados, el riñón trabaja más, pues debe elaborar una orina más concentrada para lograr eliminar los residuos. En las personas propensas a los cálculos, esto acelera la formación de los mismos.

Mantiene el funcionamiento intestinal: El intestino grueso da forma final a los desechos sólidos del organismo, los mismos que requieren una determinada consistencia y suavidad para ser eliminados sin dificultad. La fibra en la dieta y el agua son fundamentales.

Finalmente, el doctor Mendoza recomienda tomar siempre agua hervida o agua tratada (embotellada o tratada con cloro y similares). De esta manera no solamente estaremos contribuyendo a una buena salud, sino previniendo muchas enfermedades, que se transmiten por agua y alimentos contaminados.