Bélgica apuesta por transporte con híbridos eléctricos Volvo

Bélgica apuesta por transporte con híbridos eléctricos Volvo

El pedido incluye 55 buses y cuatro estaciones de carga para Charleroi y 35 buses y ocho puntos de carga para Namur respectivamente. La entrega e instalación comenzarán en los próximos meses. Esta nueva orden marca un nuevo precedente en el compromiso de la firma sueca con la movilidad eléctrica confirmando la competitividad de su oferta.

Cada vez son más las ciudades en todo el mundo que eligen el servicio de buses urbanos accionados eléctricamente con la finalidad de hacerle frente a la mala calidad de aire y el ruido. La interfaz OppCharge va ganando terreno ya que cada vez más proveedores de buses e infraestructura de carga están optando por esta interfaz que facilitará la transición urbana al servicio de buses electrificados dice Håkan Agne Vallarta, CEO de Volvo Buses.

Estamos muy orgullosos de ser la empresa líder en eficiencia energética. Esta es una inversión estratégica que ayudará a mejorar la calidad de vida en los centros urbanos y contribuirá a la región a alcanzar sus objetivos ambientales. La tecnología híbrida es el mejor compromiso entre las necesidades operativas y los requisitos de rendimiento energético de los buses urbanos de hoy, afirma Vicente Peremans, Tec CEO de Volvo.

La estación de carga rápida del híbrido de Volvo está basado en una interfaz común, Opp Charge, lo que significa que las diferentes estaciones de carga pueden ser utilizadas también por buses eléctricos de otros fabricantes, es por ello que OPP Charge está a punto de ser introducido como una interfaz común en más de 12 países del mundo.

El Volvo 7900 híbrido eléctrico es silencioso y funciona alrededor del 70% del tiempo en modo eléctrico, reduciendo el nivel de las emisiones de gases contaminantes. Para cargar las baterías solo hacen falta de 3 a 4 minutos. Además el consumo de energía es 60% más bajo a comparación a un bus a diésel que se encuentre en el mercado.

Con esta adquisición Charleroi y Namur se suman a las ciudades del mundo que ya cuentan con este sistema de transporte, entre las que destacan Gotemburgo, Estocolmo, Hamburgo Luxemburgo y Curitiba.

Pin It on Pinterest

Share This