Ataques a móviles se mantiene como principal amenaza

Ataques a móviles se mantiene como principal amenaza

Tal como se predijo para 2016 los ataques a aparatos móviles se mantienen en la cabeza de la lista de los principales riegos informáticos para 2017. De hecho, la seguridad móvil continuará siendo un desafío para las empresas dado a que se predice que uno de cada cinco empleados será responsable involuntariamente de alguna brecha de seguridad que afecte datos corporativos, esto a través de malware móvil, redes de WiFi maliciosas o aplicaciones que suplantan aplicaciones reales.

Claro está que no existe ningún aparato electrónico conectado a Internet que sea 100% seguro. Y así lo demuestran las cifras que arrojan millones de amenazas a las que se ven expuestas diariamente los dispositivos tecnológicos. Durante el 2016, los ataques informáticos en el mundo continuaron en alza y se espera que para este 2017 el panorama continúe en ascenso.

Dado el aumento explosivo del uso de smartphones y tablets durante los últimos años, no es de extrañar que los ataques dirigidos hacia dispositivos móviles continúen en alza poniendo en peligro a personas y organizaciones dado a su uso particular como laboral. Según cifras entregadas por Kaspersky la mitad de los dispositivos del mundo están en riesgo por no tener una protección adecuada contra posibles ataques y malwares.

En tanto, predicciones de CheckPoint, señalan que uno de cada cinco empleados será responsable de alguna brecha de seguridad que afecte directamente a los datos corporativos, de forma involuntaria y a través de malware móvil o redes de WiFi maliciosas. “Las organizaciones invertirán e incrementarán sus sistemas de seguridad para proteger sus redes, sin embargo, aún estarán en deuda en relación a la educación del personal en el uso seguro de dispositivos y de tecnologías en general”, señala Maximiliano Geoffroy, subgerente de productos y preventa de la empresa NovaRed.

Por otro lado, en una sociedad hiperconectada se espera como otro foco de ataque el dirigido al Internet de las cosas (IoT). No olvidemos que se estima que para 2020 al menos 50 billones de cosas en el mundo estarán conectadas a Internet. Por ello, se recomienda a las compañías a estar preparadas para luchar contra ataques dirigidos a todo tipo de elementos conectados, considerando que cuando se habla de “cosas” conectadas ya no solo se refiere a smartphones, electrodoméstico o automóviles, sino que importantes aparatos industriales.

En este sentido, es que también se recomienda especial cuidado a las infraestructuras críticas ya que se predice que los ciberdelincuentes estarán especialmente enfocados en vulnerar sus redes y sistemas, ya sea por terrorismo, crímenes organizados, entre otros.

Asimismo, y tal como en 2016, los servicios en la nube se verán afectados este 2017 dada a la creciente dependencia en la virtualización. Tal como este año, los delincuentes intentarán vulnerar este tipo de servicios buscando aquellas brechas de seguridad y puntos débiles que les permitan acceder a la información confidencial reunida en estos repositorios.