9 consejos para afrontar una entrevista de trabajo con éxito

9 consejos para afrontar una entrevista de trabajo con éxito

Obtener un puesto de trabajo se ha tornado actualmente en un logro mucho más complicado de alcanzar, debido al incremento de la competencia laboral y las exigencias del mercado, que son cada vez mayores.

Raúl Espinoza, Especialista en el Área de Colocaciones de la Universidad Católica San Pablo de Arequipa, indicó que el desarrollo de una entrevista de trabajo positiva representa el 60% del éxito en el proceso de incorporación laboral.

De otro lado, son muchos los errores que suelen cometerse durante una entrevista. Sin embargo, estas falencias pueden abrir oportunidades de mejora. En ese sentido, Raúl Espinoza, brindó algunos consejos para salir airoso de una entrevista de trabajo:

La hora es la hora. Se recomienda estar de 10 a 15 minutos antes de la entrevista, ya que puede presentarse imprevistos que compliquen la llegada a la hora exacta. En caso de faltar o llegar tarde, es mejor comunicarse con la empresa e informar lo sucedido.

Investigar al posible empleador. Muchos jóvenes se presentan a un trabajo sin conocer a la empresa, terminando en puestos que no son acordes a sus competencias. Es importante realizar una investigación previa acerca de la empresa y del profesional que están buscando. Esto ayudará a complementar las respuestas brindadas.

Tranquilidad. Es normal que en cualquier entrevista de trabajo los nervios ganen territorio. Hay que buscar la forma de estar calmados. Si es necesario, se puede comer un caramelo o tomar agua antes de la entrevista, pero hay que evitar presentarse masticando chicle.

Respuestas sin rollos. Responder de manera clara, concisa y objetiva muestra seguridad en lo que se dice y confianza en los conocimientos adquiridos. Hay que evitar explayarse mucho contando experiencias o dar respuestas muy cortantes.

Describir las competencias. Hay que detallar las fortalezas o la experiencia adquirida, así como dar a conocer las problemáticas suscitadas y la solución que se empleó. De esta manera, el entrevistador podrá observar la seguridad y capacidad para contrarrestar complicaciones.

Ser sincero. Tratar de ser uno mismo y no aparentar ser alguien que no es. En una entrevista de trabajo se puede ocultar cosas y hasta caer en la exageración. No obstante, no se toma en cuenta que los entrevistadores se encargan de investigar a la persona que postula, y en ocasiones suelen encontrar incoherencias o falencias.

Comunicación corporal. Mantener una postura erguida, articular las manos, mantener contacto visual y sonreír sin caer en la carcajada transmiten un mensaje de sinceridad, confianza y profesionalismo.

Vestirse correctamente. Utilizar prendas cómodas y de colores claros transmite tranquilidad, cordura y seriedad. Pese a experimentar altas temperaturas, es posible usar prendas frescas sin perder la formalidad. La vestimenta evidencia respeto por la empresa y por uno mismo.

Repreguntar. Uno de los aspectos más importantes es preguntar durante la entrevista, pues denota interés en el puesto. Puede que algo no haya quedado claro en la entrevista y por miedo o nervios no se formulan las repreguntas del caso, afectando las siguientes etapas del proceso de selección.

En cuanto al curriculum vitae, se recomienda hacer un resumen de tres hojas como máximo, dependiendo de la experiencia laboral, además de adjuntar los documentos más importantes como el título profesional o certificados de trabajo.