5 razones para incluir la glutamina en nuestra dieta

5 razones para incluir la glutamina en nuestra dieta

La glutamina es un aminoácido que se encuentra de forma natural en los alimentos de origen animal y vegetal con alto contenido proteico como lácteos, carnes rojas y frutos secos; así como en el nivel sanguíneo y muscular del cuerpo humano.

Por ser un aminoácido no esencial nuestro organismo deja de producirlo, sin embargo, llega un momento en que será necesario su consumo para mejorar nuestra salud pues previene la pérdida muscular, favorece la síntesis proteica y disminuye el tiempo de recuperación después del ejercicio. Además, potencia el sistema inmunológico, mejora la actividad cerebral y alivia algunos efectos de los tratamientos médicos contra el cáncer.

Por ello, el nutricionista Jean Carlos Sulca, del team Lab Nutrition, empresa líder en complementos nutricionales para la salud y el deporte, nos da a conocer 5 razones para incluir la glutamina dentro de nuestra alimentación y además de cómo consumirla:

Ayuda a evitar la pérdida de masa muscular

Para las personas que llevan un estilo de vida activo y saludable, el consumo de la glutamina es esencial ya que previene la pérdida de masa que se genera luego de un intenso entrenamiento, pues este aminoácido provee de energía al organismo a partir de las fibras musculares, para que éstas no utilicen los aminoácidos que consumen el músculo al momento de realizar actividad física. Ello va a evitar que se pierda la masa muscular. Es importante señalar que una persona activa requiere como mínimo 0,3 gramos de glutamina por Kg de peso, es decir que una persona que pesa 50 kgs requiere de 15 gramos de glutamina durante el día.

Fortalece el sistema inmunológico y evita las enfermedades virales

El consumo de glutamina refuerza considerablemente las defensas de nuestro organismo, evitando padecer enfermedades virales como la gripe, bronquios, entre otras enfermedades respiratorias. Lo importante de la glutamina es consumirla al despertar y antes de dormir ya que son los momentos claves para el cuerpo absorba mejor este aminoácido.

La glutamina lo puede tomar cualquier persona; sin embargo, para sacarle mejor provecho, es recomendable hacer actividad física.

Disminuye el estrés

Los aminoácidos y especialmente el consumo de glutamina es un importante proveedor de energía para el sistema inmunológico y las células del intestino. Si existe disminución de este aminoácido, entonces el organismo no llega a funcionar correctamente y comienzan las bajas en los estados de ánimo y deja de trabajar correctamente. En momentos de estrés y tensión, el especialista Jean Carlos Sulca, recomienda su consumo para regular la hormona de Cortisol, conocida como la hormona de la felicidad.

Disminuye los riesgos de padecer enfermedades cancerígenas.

Está científicamente comprobado que el consumo de la glutamina disminuye en grandes medidas el riesgo de padecer de cáncer, además de ser usado para contrarrestar los efectos secundarios que se generan en el tratamiento de esta enfermedad como diarrea, dolor, infección e inflamación dentro de la boca, dolor nervioso, dolores musculares y articulares.

Mejora la actividad cerebral

El ritmo de vida que tenemos nos lleva a situaciones en la que muchas veces perdemos la concentración y falta de memoria. El aminoácido glutamina, sirve como combustible y ayuda a eliminar el exceso de amoniaco, al eliminar la parte tóxica de nuestras células, mejora nuestra concentración y memoria a corto y largo plazo.

¿Cómo consumir la Glutamina?

La glutamina se puede encontrar en diversos alimentos, sobre todo en los de origen animal, sin embargo, la ingesta por sí solos, no aporta las cantidades de glutamina necesarias al cuerpo, por lo que es recomendable el consumo de complementos nutricionales como L-Glutamine de MET-Rx o Modern BCAA, los cuales proporcionan los nutrientes que hacen falta de manera equilibrada en nuestro organismo y que pueden ser ingeridos en ayunas y antes de dormir.

En el caso de los deportistas, se recomienda su consumo previo y post de la práctica del ejercicio. Las tomas deben ser por día entre 5 a 8 gramos de glutamina, según la persona o el tipo de actividad física que se realice.