5 curiosidades que no sabías sobre los helados

5 curiosidades que no sabías sobre los helados

Cuando se acerca el tiempo de verano, nuestra mente lo asocia con playa, descanso, bebidas refrescantes y sobretodo HELADOS. Y tratando este tema, escuchamos las típicas creencias que tenemos en cuenta pero no precisamos si son o no ciertas, por ello Helados Artika te contará desde su amplia experiencia en el rubro de los helados, 5 curiosidades que no conocías sobre el postre estrella del verano.

Sin exceso, no engordan: Algunos personas creen que con sólo comer un helado van a engordan, pero es falso. La idea puede volverse real siempre y cuando conozcas qué tipo de helado consumas, el aporte de calorías que este tenga y el exceso en su consumo.

Jamás te dará sed: Un helado de calidad jamás provocará una sed intensa luego de comerlo y si eso sucede es una señal de que el producto no es demasiado bueno. Aunque hace falta grasa y azúcar para hacer helado, las cantidades tienen que ser moderadas para dar lugar a una crema lo más ligera posible. Al pasarse con el azúcar o los saborizantes es cuando se crea esa necesidad de beber agua después de comer helado.

Te ponen de buen humor: ¿Has sentido esa sensación luego de comer helado? Es porque contiene triptófano, un aminoácido que calma y reduce la agresividad, aumentando la producción de serotonina (hormona del bienestar). Comprobado por la Universidad de Maryland.

Son buenos para la gargant: Uno de los mitos es que el helado es un pésimo aliado si tenemos la garganta inflamada o irritada, y esto es falso. El frío es un aliado a la hora de bajar la inflamación, manteniendo la situación bajo control.

Tiene más de dos milenios: Y fue creación de los chinos, incluso mucho antes de Cristo y su calendario. Esto ocurrió porque les encantaba mezclar nieve con un preparado a base de frutas y miel. Pero fueron los romanos quienes se encargaron de perfeccionar la receta.