4 fuentes proteicas que no deben faltar en tu dieta

4 fuentes proteicas que no deben faltar en tu dieta

El veganismo, acorde al diccionario de la Real Academia Española, es la actitud consistente en rechazar alimentos o artículos de consumo de origen animal.

Si bien es cierto, ha sido aceptado e implementado por muchos como modo de vida por razones éticas, dietéticas o ambientalistas, se ha creado mucha controversia alrededor del veganismo. Muchos dichos y mitos que no tienen nada de científicos rodean el tema. Uno de ellos, por ejemplo, es que al tener una dieta vegana, no se puede o es muy difícil, cumplir satisfactoriamente con los requerimientos mínimos proteicos que una persona necesita para asegurar un óptimo estado de salud.

Sin embargo, el Dr. José Luis Pérez-Albela, reconocido médico peruano, explica que es posible vivir bien comiendo sano y vegano. La clave es elegir las fuentes de proteínas adecuadas y armar una dieta saludable y nutritiva en torno a ellas. “Las proteínas de origen animal suelen ser más tóxicas y generan mayores problemas cardiovasculares y diabetes. Estas contienen más colesterol y grasas saturadas”, agrega el especialista.

Como grandes alternativas, existen diversos alimentos que pueden ser consumidos por veganos y que contienen proteínas de alta calidad, que además de estar libres de colesterol y grasas saturadas, aportan mayor fibra, y por ello, son de fácil digestión.

A continuación, el Dr. Pérez-Albela enumera las cuatro (04) mejores fuentes proteicas que los veganos y los no veganos pueden incluir en su dieta para nunca sufrir déficit de proteínas:

1. Las menestras. Todas aportan proteínas, pero las lentejas son las principales, pues tienen valina y lisina, aminoácidos esenciales que no se producen naturalmente por el organismo, y que evitan carencias nutricionales como la anemia.

2. Los cereales. La quinua y los cereales andinos en general como la kiwicha, la cañihua o la maca son excelentes fuentes proteicas y energéticas que son consumidas incluso por deportistas de alto rendimiento.

3. Frutos secos. El maní, las nueces, las almendras, entre otros, son fuentes no solo de proteínas vegetales saludables, sino también aportan grasas saludables.

4. Las semillas. Ya sean de girasol, de calabaza u otras aportan una gran cantidad de proteínas que junto a algún carbohidrato completan una comida saludable y nutritiva.