114 millones de imágenes por hora se capturan desde móviles

114 millones de imágenes por hora se capturan desde móviles

La fotografía digital, de la mano de las cámaras de alta calidad de los smartphones, es parcialmente responsable del boom en el uso de datos. Desde que se tomó la primera foto, en el año 1826 la fotografía ha pasado por una completa transformación.

Según la consultora IDC, globalmente se captura más de 1 trillón de imágenes al año, o 114 millones por hora, lo que equivale a una enorme cantidad de datos. La gran mayoría de estas fotos son capturadas por teléfonos o cámaras digitales.

De acuerdo a estimaciones IDC para el año 2019, el 90% de todas las imágenes provendrán de teléfonos móviles y ello porque tomar fotos con teléfonos móviles permite que sea fácil cargar, publicar y compartir las imágenes; pero el aumento constante de megapíxeles, resolución y tamaño, significan un mayor uso de datos también.

Sin embargo, Dinesh Bahal, Vicepresidente de Product Management, Content Solutions Business Unit de Western Digital, indica que existe una serie de opciones de almacenamiento físico que pueden ayudar a los consumidores a no limitarse a la memoria estándar de fábrica y evitar problemas por exceso de cuotas. Muchos usuarios toman ventaja del almacenamiento extraíble, como por ejemplo tarjetas de memoria microSD o unidades USB duales especialmente diseñadas para dispositivos que no ofrecen más almacenamiento.

La variedad de productos disponibles no sólo permite a los usuarios aumentar rápidamente la capacidad de almacenamiento del dispositivo, sino que también proporciona una forma eficiente para respaldar el contenido sin depender de los límites de datos o intensidad de la red.

Además, el almacenamiento físico puede ayudar en cuanto a las preocupaciones de seguridad. Si los consumidores están preocupados por la posibilidad de subir contenido personal a la nube, las opciones de almacenamiento como tarjetas de memoria microSD y tarjetas SD pueden aliviar esas preocupaciones, garantizando a los consumidores que los datos están seguros y a la mano.

Contenido bajo demanda

No se puede negar que los dispositivos inteligentes tienen acceso a un vasto depósito de música, imágenes y videos que ningún individuo podría igualar, pero ser capaz de encontrar algo no siempre se traduce en su fácil visualización o acceso.

Las redes trabajan durante todo el día para aumentar y fortalecer la intensidad de la señal, pero mientras tanto, el apetito creciente por contenido nunca para.

La construcción, ampliación y mejoramiento de redes requiere de equipos y permisos de trabajo, cables de fibra transcontinentales y antenas. Las empresas siguen mejorando las redes, pero la lentitud de las redes aún es un riesgo, especialmente durante horas pico. Además, los archivos que se descargan o se transmiten directamente desde sitios aumentan en tamaño por el contenido ampliamente disponible.

En estas situaciones el almacenamiento local como tarjetas de memoria microSD y tarjetas SD pueden proporcionar a los usuarios una forma libre de frustración para acceder a música, imágenes o vídeos con poca o ninguna demora. Nunca hay necesidad de preocuparse por las horas pico, la velocidad de Internet o el tiempo. Además, dada la tecnología de las tarjetas de hoy en día, los usuarios pueden fácilmente ver contenido de ultra alta definición en 4k sin retraso – algo que requeriría una conexión de banda ancha de alta calidad.

Pin It on Pinterest

Share This