1 de cada 4 personas muere por causas relacionadas a trombosis

1 de cada 4 personas muere por causas relacionadas a trombosis

La trombosis es una enfermedad del sistema circulatorio que se produce por la obstrucción de un vaso sanguíneo provocado por un coágulo de sangre (denominado trombo). A nivel mundial, una de cada cuatro personas muere por causas relacionadas a la trombosis.

Entre los distintos tipos está la trombosis venosa profunda (TVP) que se produce cuando se forma un coágulo de sangre en una vena profunda en una pierna, muslo o incluso en el brazo. En el caso que una parte del coágulo se desprenda y viaje a través del torrente sanguíneo hacia los pulmones se producirá la denominada Embolia Pulmonar (EP), la complicación más grave de la TVP. Una condición potencialmente mortal, que pese a su complejidad es aún tratable.

Asimismo, la trombosis también puede desencadenar un accidente cerebrovascular (ACV). Esto sucede cuando se forma un coágulo de sangre dentro de una de las arterias del cerebro o cuando el coágulo formado en una cavidad del corazón se desprende y viaja a través del torrente sanguíneo hacia el cerebro y obstruye el flujo de sangre hacia una región de este órgano. De esta manera, las células del cerebro en esta región, dejarán de funcionar y morirán rápidamente.

La Dra. Rosa Ramírez, Asesor Médico de Boehringer Ingelheim, explica que las causas de la trombosis son múltiples. “Existen factores hereditarios como las enfermedades que producen trombofilia, es decir, enfermedades que aumentan los niveles de coagulación. Además, los coágulos en la pierna podrían originarse por una cirugía, especialmente de cadera y rodilla, que alteran el flujo venoso y producen una circulación más lenta con tendencia a tener estasis (estancamiento de la sangre en alguna parte del cuerpo)”, puntualizó.

Adicional a ello, la cirugía por cáncer pone al paciente en mayor riesgo así como la inmovilización prolongada, por ejemplo, el reposo en cama aumenta el riesgo de padecer Trombosis.

“A pesar que diversos casos se han originado por factores genéticos, está comprobado que los hábitos de vida puede conducir al desarrollo de una trombosis. Siendo así, es importante adoptar ciertas medidas de prevención que ayudarán a reducir la probabilidad de padecer esta enfermedad, tales como realizar actividad física, abandonar el cigarro, mantener un peso adecuado, evitar permanecer sentado por mucho tiempo y adoptar una buena alimentación”, explicó la especialista Rosa Ramírez.

Es esencial que los pacientes con trombosis reciban un diagnóstico y tratamiento para prevenir el crecimiento y la formación de coágulos futuros.

Pin It on Pinterest

Share This